Sesiones online

La opción más fácil y rápida, desde cualquier sitio, sin desplazamientos, cuando tengas tiempo, en cualquier hora y en cualquier momento: las sesiones online.

 

¿Cómo funcionan?

Hablamos vía mail.

Podemos escribirnos, mandarnos audios o hablar a través de la webcam, en función de lo que sea más adecuado para cada circunstancia. Esto lo decidiremos entre l@s dos.

Primero te pediré que rellenes el cuestionario que encontrarás aquí debajo, para ver si podemos trabajar juntos (descubre mi filosofía de trabajo para ver si encajamos juntos) y yo te puedo ayudar.

Una vez vemos que sí encajamos, te pasaré un enlace de pago de Paypal (100% seguro). Puedes realizar un pago mensual, un abono de 10 horas o un pago cada semana, te lo contaré con más detalle cuando contactes conmigo.

¿Qué incluye este pago?

Cada semana vamos a hablar vía email. Yo no te voy a tener hablando sin parar, vamos a pasar a la acción y te voy a dar herramientas para que las apliques en tu vida y esto significa, que el trabajo gordo te tocará a ti. Tendrás que practicar y aplicar las herramientas que te vaya proporcionando. A mi me tienes al otro lado para practicar (haremos Role Playing si es necesario), para cualquier duda o para contarme lo que necesites.

En función de las circunstancias, te voy a mandar entre 1-2 emails a la semana o vamos a hacer un skype semanal. Esto lo decidiremos cuando hayamos hablado.

Puedo tardar de 24-72h en responder un email, pero siempre respondo.

¿En qué formato? Puede que te responda escribiendo, mediante un audio o con un vídeo. Todo dependerá de la información que te tenga que proporcionar y el formato que considere más adecuado para ello.

Escribir

Escribir te permite pensar y reflexionar mientras lo estás haciendo.

Me encanta esta opción porque a medida que lo vas escribiendo vas descubriendo lo que vas sintiendo, ya te ayudan a aprender sobre ti mismo, a reflexionar y ya estás empezando a realizar tu propia autocuración.

Los puedes releer cuando quieras y cada vez puedes extraer información adicional que en las ocasiones anteriores no habías descubierto.

Hablar en voz alta

Grabar audios (o vídeos) te ayuda a dejar fluir tu mente. Cuando hablas en voz alta te escuchas y escuchas tus pensamientos.

Lo más interesante es que vas hablando y van fluyendo tus pensamientos solos. Es como si hablaras con alguien y ayuda a que salgan emociones y pensamientos que no eras consciente.

Además, también puedes volver a escucharlos y descubrir cosas que no habías descubierto anteriormente. Cuando estás preparado, ves información diferente.

Reserva tu plaza aquí

Solo trabajo con un número limitado de personas para poder atenderos de manera adecuada. Así que no siempre habrá plazas disponibles.

Aprovecha que todavía hay algunas disponibles… 😉