ReinventarteTener una relación de pareja sana

No esperes a tener pareja para cambiar, adelántate y hazlo ahora

Tengo que confesar que tengo una debilidad cuando se habla de San Valentín y de fechas relacionadas con el amor y es hablar para las parejas y para los que no tienen pareja. Quizás es porque me gusta y valoro mucho las ventajas de no tener pareja tanto como el hecho de compartir la vida con alguien y porque considero que todo tiene su parte positiva, o porque se habla demasiado de las parejas cuando lo más importante de cualquier relación es estar bien con uno mismo…

Así que, aunque este viernes es San Valentín y el protagonista del día es el amor y las parejas, me apetecía publicar también un artículo para las personas que no tienen pareja, de momento.

Me he encontrado a menudo, varias personas solteras que me dicen que van a cambiar X cosas que han creado conflictos con sus parejas anteriores, cuando tengan pareja y llegue el momento de lidiar con ese tema. Y me parece una barbaridad y una gran pérdida de tiempo.

Me voy a explicar.

La mayoría de nosotros sabemos lo que no nos gusta de nosotros, conocemos nuestros defectos y complejos (porque somos los reyes en recordárnoslos) y lo que ha creado conflictos y problemas en parejas anteriores o relaciones anteriores (sean del tipo que sean).

Creo que nuestro deber personal es mejorar como personas, no solo para ser una versión mejor de nosotr@s que nos permita disfrutar más de la vida y ser más felices sino también para fomentar y crear un mundo mejor. Ya lo decía Gandhi que, si quieres cambiar el mundo, tienes que empezar por cambiarte a ti, ¿no? Pues yo lo aplicaría para ti mismo:

“Si quieres tener una pareja y una relación feliz, empieza por mejorarte a ti mismo.”

Te voy a poner un par de ejemplos como escenario…

Imagina que conoces a una persona que te gusta mucho y empezáis a quedar. La cosa va bien, empezáis a salir,… Genial, ¿verdad? Y llega la primera discusión porque has hecho o dicho ESO que te ha creado taaaantas discusiones y problemas en relaciones pasadas. ¡Ups! Aquí, dependiendo de la otra persona y del tipo de conflicto, quizás se puede hablar sobre el tema e intentar solucionarlo… O quizás, la otra persona, con quien podrías haber tenido un futuro muy feliz, decide irse porque tienes un trabajo interno importante por hacer, que no le concierne. Y a pesar de quererte mucho, decide quererse más él/ella mism@ e irse de una relación con una persona que necesita un trabajo interno importante antes de poder tener relaciones sanas. ¡Qué putada! Con lo bien que pintaba esta relación y se ha ido todo a la mierda porque no estabas preparad@ para tener una relación con esa persona. ¿Y ahora qué?

En otro escenario… Tú decides que te vas a hacer un autoregalo de San Valentín ya que no tienes pareja y vas a trabajar en esas características tuyas que siempre te crean problemas en tus relaciones de pareja. Te pasas unos meses mejorando esas características, aprendes nuevas formas de pensar, creer, actuar, comportarte, nuevas herramientas… Y llega un día en que conoces a alguien especial. ¡Dios! ¡Qué miedo! ¡Te gusta mucho! ¿Y si no estás preparad@ para una relación con esa persona? Pero a pesar del miedo, como te has estado trabajando internamente, empiezas esta relación y eres muy feliz. ¡Todo va viento en popa! Hasta que llega ese momento, ÉSA conducta que lo estropea todo, esa forma de pensar o de actuar que ha estropeado tantas de tus relaciones… Pero vaya, resulta que todo lo que has estado trabajando ha dado su fruto, y lo que podría haber sido una catástrofe y estropear otra relación, ahora lo estás haciendo mucho mejor, has sabido llevarlo bien y… Esta persona que te gusta tanto se queda a tu lado y seguís disfrutando vuestra vida juntos… Quién iba a decir que ése trabajo interno funcionaría tan bien, ¿verdad?

¿Cómo puedes hacerlo?

Conocerse, cuidarse, valorarse y mejorar es una tarea personal que debería llevarse a cabo permanentemente en nuestras vidas. No solo para tener relaciones de pareja más sanas sino también para mejorar nuestra calidad de vida, para afrontar ciertas circunstancias que no podemos controlar de nuestras vidas, para mejorar nuestras carreras profesionales y para ser más felices.

Así que, empieza planteándote estas preguntas:

  • ¿Por qué no han funcionado mis relaciones anteriores?
  • ¿Qué hay en común?
  • Si nunca has tenido pareja, ¿por qué crees que no has tenido?
  • ¿Qué podría hacer diferente?
  • ¿Qué podrías mejorar?
  • ¿Cuál sería tu mejor versión?
  • ¿Cómo sería la persona ideal para la pareja que quieres tener?
  • ¿Cómo puedes convertirte en esta persona?

Y ahora…

¿Qué vas a hacer al respecto?

  • ¿Cuáles van a ser tus próximos pasos?
  • ¿Cuál es tu plan de acción?

Y te voy a dar un extratip… ¿Te has grabado en vídeo alguna vez y te has observado? Muchas veces no somos conscientes de cómo actuamos y grabarse es la mejor opción para verte desde fuera y darte cuenta. ¿Por qué no pides a algún cómplice que te grabe cuando no eres consciente? Descubrirás tus gestos, tu forma de hablar, tus conductas… y sobre todo, descubrirás cómo te ves desde fuera con lo bueno y lo malo: descubrirás si das una imagen de una persona segura o insegura, los tics que tienes, la forma de hablar y de comunicarte, tu postura como varía en función de las circunstancias y de la situación,… Y todo esto te dará muuuuchas herramientas para empezar a trabajar en tu work in progress personal. 😉

Si no tienes muy claro qué pasos dar, te voy a dar dos opciones, una es contactar conmigo y contarme cuál es tu problema y vamos a ver cómo te puedo ayudar.

La otra, es empezar contigo, empezar convirtiéndote en tu mejor amigo. Este es el primer paso para ser feliz y para conseguir lo que deseas en tu vida. Porque lo más importante en esta vida es quererse y tratarse bien y, cuando consigas esto, todo lo demás será más fácil. Así que, puedes empezar probando los primeros temas gratuitos del curso “Deja de ser tu peor enemigo”.

¿Quieres ser tu mejor versión y atraer a tu pareja ideal? Empieza convirtiéndote en tu mejor versión con el Curso Gratuito: “Reinvéntate, la miniguía”.

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.