Hoy es San Valentín y se respira amor, corazoncitos y rosa por todas partes. ¡Estamos en el mes del amor!

Estar enamorado es bonito. Es imposible no tener una sonrisa de oreja a oreja y esa cara de bob@ que no puedes disimular ni en el peor de tus días… ¡¡¡Qué boniiiito es el amooorr!!!

Y sí, el amor es muuuy bonito cuando es bonito, y sobre todo al principio, pero no siempre es así. Al contrario, el amor o mejor dicho, las relaciones de pareja, pueden convertirse en las peores jaulas de infelicidad y tristeza.

Efectivamente, el amor es muy bonito y así lo contamos en las películas pero la realidad es que el amor y las relaciones, requieren mucho más trabajo, esfuerzo y raciocinio de lo que nos cuentan.

Lo siento, ha llegado el Grinch del amor, o más bien, la psicocoach que te quiere y quiere lo mejor para ti y viene a darte un poco de realismo para que disfrutes del amor, que es precioso, pero también para que seas realista y aprendas a elegir bien, a actuar bien y a ser consecuente contigo mism@.

Así que no me enrollo más y ahí van mis recomendaciones para disfrutar de un amor sano, pleno y feliz este San Valentín y el resto de tus días.  

No elijas a alguien solo porque te atrae, elígel@ porque te conviene también

A menudo nos dejamos llevar muy rápido por la atracción física: “me vuelve loc@”, “me encanta”, “tiene algo que me engancha”,… Y sí, para un rollete esto está genial pero, ¿quieres algo serio con esta persona? ¿Cómo es la relación que quieres? ¿La puedes tener con esta persona? ¿Tenéis los mismos valores? ¿Queréis lo mismo? Si las respuestas son “no”, quizás no te conviene esta persona…

Tu relación es como una empresa con 2 socios

Tal como te contaba en este artículo, tu relación es como una empresa de 2 socios y tienen que trabajar los 2 con la misma energía, ilusión y motivación en la empresa (o relación) para que funcione. Es un trabajo de 2, es un trabajo de equipo, a veces 60-40%, 30-70% puntualmente y viceversa pero siempre con la intención de que sea 50-50%. Quizás habrá épocas en las que tendrás que dar más, otras en las que tú no podrás y tendrá que ser el otro, pero siempre tiene que ser un dar-recibir equitativo para que la relación no se estropee y tu pareja (o tú) no se queme y se harte.

Habla sobre lo que esperas de tu relación y de esta persona con ella

Lo que esperas de tu relación y de tu pareja, depende mucho de las relaciones que has tenido en el pasado y de la relación que has visto con tus padres. Todo esto se convierte en “tu forma normal” de ver una relación y puede ser completamente distinta de la de tu pareja. Por ejemplo, para ti puede ser muy normal que tu pareja te dé un beso cada día al despertarse, al irse a trabajar y al volver y para tu pareja puede ser normal no hacerlo. O puede ser normal decirte te quiero cada día y para ti hacerlo solo en ocasiones especiales. Si hablas con tu pareja de lo que es “normal” para ti y de lo que esperas de la relación, será mucho más fácil para los dos encontrar una forma de comunicación y de relacionarlos que sea buena para los dos.

Da más información de la que darías

En ocasiones, damos por sentado que los demás saben lo que pensamos y por qué hacemos lo que hacemos, pero la realidad es que toda la información que no damos se convierte en suposiciones. Quizás para ti es normal pasarte 4h sin decir nada ni dónde estás, pero para tu pareja puede ser una fuente de sufrimiento al pensar que no se lo quieres contar, que te ha pasado algo o que le escondes algo. Aunque es importante mantener cierta privacidad y espacio para uno mismo y que haya confianza en la relación, también es importante compartir con tu pareja cierta información para que no rellene estos vacíos de información con suposiciones (muchas veces erróneas).  Por ejemplo, no cuesta nada decirle que estarás desaparecid@ 4 horas porque te vas a desconectar, al gimnasio o a tomar algo en vez de dejar que suponga donde has estado y más si se lo vas a contar luego, le evitarás malestar y dudas. Quizás por la mañana has estado más serio de lo normal sin darte cuenta y este silencio puede ocasionar dudas en tu pareja, quizás se cree que estás enfadad@ con ella por algo.

Haz cosas sol@

Está muy bien tener pareja y compartir tu vida con ella, pero tú NO eres tu pareja ni tu relación. Tú eres un ser individual que necesita estar solo, hacer cosas solo e interactuar con otras personas solo. Daros tiempo para hacer cosas por separado, tened hobbies distintos y practicadlos por separado, cuida de tus amigos yendo solo con ellos también. No te olvides de ser tú. En una relación eres tú + tu pareja + tu relación, cuida de los 3.

No des por sentado, pregunta siempre

Tal como decía antes de contar lo que haces para rellenar los huecos de información, si no te lo cuenta, no empieces a suponer, pregúntaselo siempre ANTES de rellenar la información por tu cuenta. La mayoría de las veces estamos equivocados y vamos a rellenarlo con información que nos va a hacer sentir mal, así que, no te sientas mal antes de tiempo y pregunta.

Comunícate

No esperes que se dé cuenta de lo que te sucede. Todos estamos muy ocupados con nuestros propios problemas y nuestras preocupaciones, así que, si algo te ha molestado, algo te preocupa o algo te disgusta,… díselo, háblalo y buscad una forma de encontrar una solución.

Confía, es tu turno

Estás con esta pareja porque esta persona ha elegido estar contigo. No te pases el tiempo pensando en si se va a ir, en si te va a dejar o te va a engañar. Para empezar, tu pareja NO es tuya, pero sí ha elegido estar contigo, así que disfruta de ello. Tal como decía Pablo Arribas, es tu turno, ahora te toca a ti estar con esta persona, así que disfrútala y no te preocupes si se va a ir, ya te preocuparás si esto sucede. Repito, ahora es tu turno, disfrútala.

Mira a tu pareja como si fuera la primera vez

Ya sabes qué dirá, cómo lo dirá y hasta qué palabras usará. Conoces tanto a tu pareja que ya no hay nada que te sorprenda. ¿Pero sabes qué? Esto es una decisión personal. Si eres capaz de mirar un anochecer y apreciarlo y disfrutarlo cada vez, también puedes disfrutar de tu pareja cada vez que te la mires. Solo tienes que esforzarte en seguir viendo lo que te gusta de ella, en lo que te sorprendía al principio y todavía te puede sorprender ahora. Nadie te obliga a estar con ella, así que, si eliges estar con ella, esfuérzate en seguir viendo lo que viste o en ver nuevas cosas que te sorprendan y te maravillen. Las personas crecen y evolucionan, seguro que hay nuevas características de tu pareja que te pueden sorprender y gustar que todavía no habías apreciado.

Disfrútala hoy porque mañana, nunca se sabe

Damos por sentado a nuestras parejas porque llevan muchos años con nosotr@s pero, que lleven mucho tiempo contigo no significa que vayan a estar toda tu vida contigo. Pueden tener un accidente de coche, una enfermedad mortal o se pueden enamorar de otra persona. Así que valora tu tiempo con ella, disfrútala, házselo saber y aprovecha los días que puedes compartir con ella. Díselo y disfrútala.

¿Cómo sería tu vida sin tu pareja? ¿Qué habría pasado si no la hubieras conocido nunca?

Esta es una herramienta que se utiliza para volver a valorar a tu pareja. Mira la persona en la que te has convertido, la vida que has creado junto a tu pareja. ¿Cómo habría sido tu vida sin ella? ¿En quién te habrías convertido sin tu pareja? Habéis pasado por muchas cosas, has crecido junto a ella, habéis compartido vuestra vida juntos,… Te guste más o menos tu pareja ahora mismo, eres quien eres ahora mismo por haber compartido tu tiempo y tu vida con ella. ¿Se lo puedes agradecer? ¿Puedes valorar su parte en el hecho de haberte convertido en quién te has convertido?

Y recuerda que somos seres libres y nadie nos obliga a tener relaciones que no nos llenan, que no nos gustan o donde no nos sentimos queridos y maltratados. Tú tienes el control sobre tu vida y tú puedes elegir con quien estar y con quien no. Así que, de ti depende tomar el control de tu vida.

Feliz San Valentín.

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. —

author-sign

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre la autora

¡Hola! Psicóloga, Coach, Escritora, Equinoterapeuta, etc... Aprendiz de la vida y de la naturaleza, siempre dispuesta a aprender y a descubrir algo nuevo. Me encanta disfrutar de los pequeños grandes placeres de la vida: leer, las puestas de sol, la naturaleza, las croquetas, la música, los pasteles,... ;)

Te puede interesar...