¿Te atreverías a recorrer la isla de Menorca en Kayak? ¿Y te atreverías a recorrerla si no pudieras ver nada?

Esta es la historia de Isaac, una persona normal y corriente con una vida sencilla como cualquier otra que, debido a un accidente de coche, perdió la visión.

Sin embargo, no poder ver no lo ha frenado para cumplir un gran reto: circunnavegar la isla de Menorca en kayak individual, acompañado de un gran profesional y amigo, Rai Puig.

Isaac es un gran ejemplo de superación, de proactividad, de buena actitud y de mucha resiliencia. Es uno de esos héroes invisibles, como él dice, que nos motivan a sonreír a la vida, a pesar de las circunstancias…

Cuéntanos un poco sobre ti para los que no te conocen: qué haces, de qué vives, cómo vives, cuál es tu pasión,…

Mi nombre es Isaac Padrós y en la actualidad tengo 41 años.

Para que me conozcáis un poco mejor, os puedo decir que soy una persona muy normal, como cualquier otra, y mi vida era como cualquiera de las vuestras hasta que, a los 35 años, sufrí un accidente de coche y, entre otras cosas, perdí la visión de forma progresiva. Digo entre otras cosas porque también tengo secuelas, menos evidentes pero que son tan o más importantes, como aspectos psicomotrices, de equilibrio, de tacto, de sensibilidad, etc…

Pero bueno, de esto ya hace casi 6 años y así como antes tenía una vida muy sencilla y normal, con mi trabajo, mis relaciones personales y amistades, etc… mi vida cambió en aquel momento.

Rai con Isaac circunnavegando Menorca

En la actualidad estoy estudiando 2º de ciencias políticas y de la administración en la Universidad de Girona, soy embajador de Fundació Eurofirms, desde hace casi 3 años vivo solo, en mi casa, y esto es muy importante para mi libertad, mi espacio y mi autonomía. Evidentemente, con mucha ayuda y soporte, teniendo en cuenta que hay muchas cosas del hogar que son muy difíciles.

Una de mis pasiones es mi familia: mis padres y mis amigos. Otra, como no puede ser de otro modo, es el deporte, el contacto con la naturaleza y el kayak, que me hizo abrir los ojos, a pesar de la ceguera.

Y otra de mis pasiones es Multicapacitats (Multicapacidades), una asociación creada por personas con discapacidad y sin, principalmente estudiantes y exestudiantes con discapacidad de la Universidad de Girona. Soy uno de los fundadores, en realidad soy el ideólogo, y el nombre es Multicapacitats: “Multi” porque somos muchos y distintos, da igual la discapacidad o no que tengas, y “Capacidades” porque ponemos en valor eso que somos capaces de hacer y no en las limitaciones que tenemos, teniendo en cuenta que limitaciones las puede tener todo el mundo (y las tiene todo el mundo), aunque algunas están diagnosticadas y otras no.

¿Como empezó tu sueño de recorrer Menorca en Kayak?

El sueño de circunnavegar Menorca en kayak individual surgió en el marco de unas jornadas que organiza el Área de Compromiso Social de la Universidad de Girona donde se organizó una tabla redonda y me invitaron a formar parte de ella. Junto a otras personas elegidas, había Rai Puig, un kayakista, guía de kayak de mar, licenciado en INEFC, que antes era un gran profesional y ahora también, es un gran amigo.

Ahí, al escuchar cómo entendemos la vida desde Multicapacitats, Rai, que trabajaba en una empresa de turismo accesible y de distintos deportes de agua, SK Kayak, me propuso realizar distintas actividades y salidas de kayak con Multicapacitats.

A partir de ese momento, empezamos a realizar distintas salidas. Ahora en la actualidad, cada año hacemos 3-4 salidas fijas y vamos en kayak unos 50-60 socios de Multicapacitats, todos con distintas discapacidades y necesidades, y con diferentes tipos de ayuda y soporte.

Yo, como responsable de Multicapacitats, cada vez que se organizaba una salida, me sentía con la responsabilidad y la obligación moral de acompañar al grupo. Pero lo que sucedió es que, esta responsabilidad se convirtió en un deporte, en una actividad de ocio y gozo para mí. Teniendo en cuenta que el kayak, el deporte y la naturaleza, mientras lo practicamos, nos genera unas sensaciones, una satisfacción y un estado de ánimo que no hay ningún medicamento ni ninguna otra actividad que te lo genere: la libertad, el bienestar,…

Y de algún modo, durante un rato, eres capaz de olvidarte de lo que te ha pasado y de lo que te sucede. Y esto, lo que hace, es que quieres más…

Un día, hablando con Rai, me propuso:

“¿Por qué no montamos una de bien gorda?”

Y me habló de Menorca, de kayak individual, de circunnavegar,.. Todo sonaba muy raro y muy loco al principio, pero empezamos a buscar información sobre si algún invidente había hecho algo con kayak individual y no había ningún registro escrito. Así que empezó a tomar forma, y realmente, me atraía cada vez más.

¿Cómo lo hiciste posible?

En primer lugar, la pregunta tendría que ser, “cómo lo hicimos posible”. Tengo claro que no lo hice solo, aquí hay un gran equipo humano organizando en Menorca y en Girona.

También hay un trabajo previo muy importante, sobre todo a nivel mental. Porque claro, físicamente me estuve preparando, pero también mentalmente.

Y posiblemente, me habrían faltado horas de gimnasio, pero me han faltado muchas muchas muchas horas de gimnasio mental. Es decir, el gran reto, más que físico, es mental.

Físicamente sufrí mucho, pero a nivel mental sufrí mucho mucho más. La verdad es que hubo momentos en los que lo pase muy mal. Mi situación, aunque hace 6 años, todavía es reciente, o más bien, el duelo todavía está sucediendo… No terminas de aceptarlo ni de entenderlo nunca, porque lo que haces es crear una nueva forma de vivir con tu discapacidad, una nueva forma de relacionarte contigo mismo, de aquí viene mi sufrimiento mental.

Tuve un conjunto de guerras internas y externas, teniendo en cuenta que estaba en un kayak, una embarcación muy humil, muy cerca del agua, en un medio que se mueve constantemente y que yo no tenía la capacidad de ver si venia una ola o no, si venia de cara o de lado, y tenía que estar interpretando constantemente el movimiento del agua y a la vez, estar pendiente de las indicaciones de Rai ya que lo hicimos posible gracias a que yo seguía su voz, su voz era mi brújula.

Su voz era mi brújula

Para que él no estuviera hablando conmigo las 24h al día, se nos ocurrió utilizar un altavoz acuático para reproducir música y que ésta, fuera mi brújula y además, fuera un descanso mental para él porque claro, si no estás acostumbrado a estar todo el día hablando con alguien y éste necesita tu voz, es muy duro para los dos.

¿Qué fue lo más difícil?

Como te decía, para mi lo más difícil fue enfrentarme y encontrarme cara a cara con el Isaac de antes y el de ahora. Fueron ese conjunto de luchas externas e internas y, sobre todo, encontrarme cara a cara con mi discapacidad.

Había muchas situaciones en las que me preguntaba a mí mismo, ¿cómo habría actuado en esta situación el Isaac de antes? Y de algún modo, ¿cómo estoy actuando ahora, a raíz de mi nueva condición? Esto es muy fácil de decir pero es muy difícil de entender…

Cuando tú ves el mar, es muy grande, es inmenso. Pero cuando no lo ves y solo lo sientes y lo vives, todavía es más inmenso, todavía es más fuerte…

El agua te lleva a donde ella quiere, tienes que estar muy pendiente de su movimiento, cuando te mojas y Rai te ha dicho que no pongas las manos en el agua porque hay medusas, no sabes si aquello que tienes goteando por tu brazo, es agua o es una medusa.

A veces, con Rai nos distanciábamos porque se quedaba mirando una cueva o un acantilado y nos despistábamos y no lo oía, lo llamaba y no lo escuchaba.

Y la sensación es de estar solo, de estar perdido, de pánico, de estrés y de estar desamparado.

Para mi fue lo más difícil.

Por no hablar que las persona invidentes, que acostumbramos a ser muy metódicas, sobrevivimos del orden: todo en su sitio, todo ordenado y que nadie nos toque nada porque sino estás desorientado y perdido.

Así que imagínate lo que supone para una persona invidente, hacer vida nómada y dormir en las playas…. Es francamente complejo.

Realmente, aquí Rai y un servidor, hicimos un master de deporte adaptado.

¿Y lo más satisfactorio?

La mayor satisfacción, es evidente, ¿no? Aunque ya no es solo haberlo conseguido, sino el hecho de haberlo planteado.

El tiempo compartido con todo el equipo humano con el que hemos estado trabajando, formado por casi 50 personas desde distintos ámbitos. Ha sido un trabajo multidisciplinar y transversal para hacerlo posible. Ha sido maravilloso.

De hecho, esta es una reflexión que hago a menudo. En Europa, aproximadamente, hay unos 80 millones de personas que tenemos algún tipo de discapacidad reconocida oficialmente. Si nos pusieran a todos juntos dentro de un Estado, seriamos casi Alemania, primera potencia económica Europea. Esto es muy significativo, mucho.

A la vez, la pregunta que lanzo al gobierno, haciendo esta reflexión, es:

Estos 80 millones de personas con discapacidad, ¿qué seriamos capaces de hacer si también hubiera 80 millones de Rais?

¿Si 80 millones de personas, que más allá de las limitaciones, de las discapacidades, de las barreras y las adversidades, cogieran el toro por los cuernos e hicieran todo lo posible para que esa otra persona, más allá de su propia situación o condición, pudiera hacer algo que, hasta ese entonces, parecía imposible o era imposible de hacer porque nadie lo había hecho antes?

Yo creo que aquí, la gesta es compartida con Rai y es lo mas satisfactorio del mundo.  

¿Consideras que esta aventura te ha cambiado? ¿Cómo?

Sí, por supuesto, y por muchos motivos. Primero, porque te encuentras cara a cara contigo mismo, con el Isaac de antes y el de ahora, como te decía.

Con estas situaciones límite en las que estás poniendo todos tus sentidos al límite, pues evidentemente te hace pensar, reflexionar y te abre los ojos acerca de la vulnerabilidad, lo frágil que puedes ser ahora y de lo dependiente que eres…

Es un viaje interno que todavía te hace pensar y valorar mucho más las cosas que tienes en casa, ya sea desde una silla, un sofá o un jardín, la seguridad de tener un techo, el abrazo de tus personas más próximas…

Sin duda, este cambio del espacio de confort, te ayuda a valorar y reflexionar todo esto, pero tengo claro que lo volvería a hacer y lo recomendaría a todo el mundo.

En el fondo, aunque ha sido un viaje con Rai y con el equipo, organizando y comentando durante semanas, más allá de toda la aventura, haces un viaje contigo mismo y esto es lo que, de algún modo, te cambia como persona… Ya no sé si hacia mejor o peor, pero te cambia, te ayuda a crecer, a ganar seguridad y fortaleza mental, aunque haya sufrido mucho.

El punto de vista de la vida, sin duda, es muy distinto.

¿Cómo afrontas los miedos, las limitaciones, la incomodidad de convivir con tu ceguera?

Mucha fortaleza mental y volver a recuperar la confianza con uno mismo, para mi es el gran paso hacia adelante. Y sobre todo, aunque es muy difícil de recuperar y trabajar, la confianza hacia los demás. Sin querer, pones muchas cosas en duda constantemente porque claro, confianza ciega… La frase es muy bonita, pero es una frase hecha. ¿Realmente hay confianza ciega?

Yo he tenido que practicarlo y lo he hecho con Rai durante toda la expedición, pero también hemos tenido nuestros momentos. Esta confianza ciega también crea tensiones y esto hace que se presenten situaciones difíciles de gestionar, es decir, situaciones propias de las relaciones humanas.

Porque afecta el cansancio físico y el psicológico, la presión y la acumulación de horas y días, que también desgasta y no es fácil de gestionar.

Hay que saber gestionarlo, por eso necesitas tus ratos para reír, para llorar, para gritar, para saltar de alegría,… pero también para hablar con las personas que echas de menos y que quieres.

“Pero cuando no lo ves y solo lo sientes y lo vives, todavía es más inmenso”

Yo recuerdo que a la que podía, a la que estaba en la playa y tenía cobertura, aprovechaba para llamar a casa, a la familia, a la pareja, a los amigos… y era de algún modo, cargar pilas.

Y fuera de la Expedición Kayak No Limits Menorca a Cegues, está claro que la manera de afrontar estos miedos y estas limitaciones, hablando ahora en primera persona y es mi opinión personal, es intentando ser muy proactivo. Procuro avanzarme a posibles situaciones para que éstas, generen el mínimo número de prejuicios y estigmas posibles, ya que, y hasta el autoestigma, es lo que realmente genera esta carga negativa social.

¿Consideras que es una limitación?

Es evidente que es una limitación, pero lo que realmente limita no es tanto la ceguera sino el entorno. Desde el momento que tengo el entorno adaptado, las cosas están enfocadas en carácter de accesibilidad universal, es decir, que eso que hacemos lo pueda percibir, recibir, entender, disfrutar o utilizar cualquier persona del mundo independientemente de su situación. Cuando las cosas están hechas desde este prisma, mi ceguera ya no es tanto una limitación sino un condicionante más de mi vida.

Por ejemplo, mi casa. En mi casa me muevo sin bastón, con una autonomía que creemos que es muy buena, pero porque está pensada en clave de accesibilidad universal, y este concepto permite que mi ceguera o la de un compañero, por ejemplo, si viene alguno con una situación similar a la mía, estemos más o menos todos en igualdad de condiciones.

¿Pero qué sucede? Que cuando las personas, las administraciones, las entidades o las empresas hacen una web, un producto, una calle, una aplicación o lo que sea, y no está pensado en clave accesible, mi ceguera se muestra más como una limitación.

Otro ejemplo, yo cojo un yogur en mi nevera y no solo no sé de qué es, sino que me cuesta mucho descubrir cuál es su fecha de caducidad. Por lo tanto, las empresas que hacen yogures, algo no están haciendo suficientemente bien. No es ninguna crítica, es un ejemplo.

También, hay empresas o entidades que tienen grandes profesionales de la comunicación, que han hecho un gran estudio de marketing y han hecho una web preciosa que, seguro que tiene muchos colores y a nivel visual es magnífica, pero no han pensado en la accesibilidad, así que yo no puedo entrar y no sé lo que me están vendiendo.

O si me pongo a escuchar la tele con vosotros, de cada 20 anuncios, yo puedo saber solo de 1 o 2, el producto que me están vendiendo. Del resto no sé nada más porque no se han preocupado de que sea accesible, es decir, que llegue a todo el mundo.

Aunque yo estoy hablando desde el prisma de una persona con una discapacidad sensorial visual y físico motriz, seguro que otros compañeros con otras discapacidades, les va a pasar lo mismo: discapacidad cognitiva, auditiva, intelectual…

¿Cómo afrontas esta realidad? ¿Cuáles son tus retos diarios?

Mis retos diarios empiezan muy temprano, al levantarme de la cama para ir al baño, a ducharme,… para hacer lo que hacemos todos en el baño y hacerlo de un modo ordenado. A menudo, cuando he quedado por la mañana, tengo que hacerlo con más tiempo que el resto porque a lo que a vosotros os cuesta 10 minutos, a mi me cuesta media hora por lo menos, porque también voy medio dormido por la mañana y tengo que encontrar el cepillo de dientes, la pasta de dientes, el jabón, la toalla en su lugar… y como esto, el resto.

Tengo que tomar mi café, evidentemente por la mañana, porque si no, el día no empieza igual, ir a la cocina, preparar el desayuno cogiendo un cuchillo sin cortarme los dedos, desayunar, vestirme y no disfrazarme, tener las cosas ordenadas… Esto es otro reto.

De hecho, mi día a día se ha convertido en un conjunto de retos diarios.

Es cierto que hay días que muchos de estos retos son iguales, pero hay otros días que aparecen retos nuevos. Por ejemplo, uno de los retos que me gusta más, es el recorrido que tengo de casa a la universidad. Me gusta mucho asistir a clases presenciales, disfruto mucho de las explicaciones en clase y de la interacción con el profesor y los compañeros… Para mí, yo me considero muy afortunado por el hecho de poder estudiar, es una suerte. Además, estoy estudiando algo que desconocía que me apasionaba tanto y estoy disfrutando mucho en la universidad.

Todo este conjunto de retos es difícil, a veces se hacen duros porque las cosas no siempre salen como tu quieres. A veces en casa, te cae algo y estás solo, no lo encuentras y genera frustración.

O viene un técnico en casa que tiene que revisar algo, como la caldera, una persiana, lo que sea y claro, estás solo y hay momentos que se genera la duda de si es la persona adecuada: está en mi casa, estamos solos y son situaciones muy delicadas.

Pero intento hacer lo que decía antes: la proactividad, avanzarme a posibles situaciones, preguntar antes de que pregunten, pedir antes de que pidan, y sobre todo, cultivar y conrear la salud mental mediante estas llamadas, esta confianza con tu entorno más directo y es más fácil tener esta fortaleza.

¿De dónde sacas la energía para seguir hacia adelante? ¿Cómo te motivas cuando pierdes la esperanza?

La saco de mi entorno más directo: de mi pareja, de mis padres, hermanos, amigos,… Pero también, mi gasolina son mis compañeros y amigos de Multicapacitats, es decir, todas estas personas con discapacidad que me han ayudado a vivir y a convivir con la discapacidad.

Yo a veces, los llamo héroes invisibles. Invisibles porque si no nos hacemos visibles, la sociedad da por hecho que no estamos, de aquí viene que, de algún modo, tengamos que reinventarnos y revolucionarnos para decir “¡Ey! Que estamos aquí, formamos parte de esta sociedad y queremos formar parte de ella de un modo activo”. Y evidentemente mi motor y mi gasolina son ellos.

¡Por supuesto que hay momentos duros y momentos difíciles! No todos los días son buenos, pero no todos los días son malos. Es decir, todos los días tienen alguna cosa buena y alguna cosa no tan buena. Entonces, tienes que ser capaz de regular, catalizar y darle la importancia que se merece a aquello que te ha sucedido, sea muy bueno o no tan bueno.

Y cuando pierdes la esperanza y empieza ese desánimo, sin ningún tipo de duda, agarrarte a las cosas buenas de la vida.

La vida tiene cosas muy buenas a pesar de las situaciones, hay mucha alegría en la oscuridad, pero también tienes que ser capaz de generarla, las cosas no vienen solas, tienes que ser proactivo, tienes que ir a buscarlas y tienes que trabajarlas, sin ningún tipo de duda.

Debes de querer formar parte de un modo activo en este cambio de actitud, de mentalidad y de entender la vida.

Es muy bonito porque, de todas estas personas que forman parte de este equipo, estos héroes invisibles, todos todos tienen cosas maravillosas y te pueden contar alguna anécdota, aventura, o algo que les ha sucedido que, aunque sea negativa o parezca negativa al principio, tiene una lección detrás que nos termina generando una sonrisa y nos genera una reflexión que nos ayuda a seguir hacia adelante y a ser mejores.

De hecho, una de las fortalezas de Multicapacitats es esto: entre todos hacemos que el colectivo avance.

¿Cuáles son los próximos retos?

Cuando me preguntan sobre los futuros retos, todo el mundo piensa con Kayak No Limits Menorca a Cegues, pero en la vida hay muchos retos sobre la mesa y a menudo, hay algunos que no eres del todo consciente pero actúan y van al mismo ritmo en paralelo, no es que hagas uno y luego hagas otro.

Por ejemplo, dedicarte a la pareja, quererla, que la relación sea buena y que la vida, a pesar de las circunstancias sea el máximo de fácil posible, es un reto.

Tirar hacia adelante la carrera es otro reto.

Pensar y reflexionar ante ciertas circunstancias que se te van presentando en la vida es otro reto, como pensar en futuras actividades y futuras propuestas para Multicapacitats. Encontrar distintas formas de colaborar como embajador de Eurofirms en distintos momentos y escenarios, también.

Cuidar de mis padres teniendo en cuenta que, con todo lo que me sucedió, ellos tuvieron que cuidarme de un modo muy intenso, durante un periodo de tiempo muy corto y concentrado, ahora me toca a mi cuidarlos a ellos… Invitarlos a mi casa, prepararles la comida, servirles la comida… De algún modo, volver a generar esa confianza y que ellos vean de un modo tangible, que yo estoy bien y que sigo con mi vida. Que sean capaces de valorar y ver que he recuperado cierta normalidad, a pesar de las dificultades, y que vivan con la tranquilidad de que yo estoy bien. Sí, ha pasado lo que ha pasado pero nos podemos reconstruir y rehacer. Para mi es muy importante que vengan a casa, prepararles la comida, servirles yo, comer con ellos y que vean que las cosas en casa, funcionan del mejor modo posible, con buena voluntad y ganas de ser proactivo delante de la vida.

Y seguramente habrá nuevos retos deportivos, seguramente en kayak habrá nuevas propuestas, pero ahora, para mí, un reto importante es disfrutar del momento, de lo que hemos hecho con Rai y con muchas ganas y con mucha ilusión de estrenar el documental, que si todo va bien, en un mes ya estará en pantalla…

El documental a punto de estrenarse

Y que lo disfrutemos y motive a muchas personas… Me haría muy muy feliz.

¿Qué es para ti la felicidad?

Para mí la felicidad es aportar un granito de arena, animando y motivando.

También es valorar y disfrutar esta nueva vida en el sentido que, aunque tengo muchas cosas y hago muchas cosas, vivo más lento que antes.

Mi vida ahora me ha regalado estos ratos de reflexión.

El hecho de no compartir esta vida tan visual con todos vosotros, me ha permitido reflexionar más sobre las ideas, sobre lo que pasa, sobre lo que decís,.. y esto, yo creo que me hace disfrutar de la vida de un modo distinto… Me gusta, me hace feliz.

Leo mucho más que antes, estudio mucho más que antes, creo que escucho mucho más y de un modo distinto, y esto también me hace muy feliz.

Y como a cualquier otra persona, también es la pareja, los padres, los hermanos, los amigos, hacer cosas con ellos y disfrutar de la vida con ellos.

¿Te consideras una persona feliz?

Sí, me considero una persona feliz. De hecho, no hace mucho, con un buen amigo mío, le confesaba que a pesar de lo que me ha sucedido a lo largo de la vida, creo que estoy en uno de mis mejores momentos de mi vida, me siento feliz.

Y le confesé que ahora mismo estoy tan bien, que, no cambiaría nada de lo que me ha sucedido.

Eso que decía antes, que hay mucha alegría en la oscuridad, esto es cierto, es así, me siento así, y me siento un privilegiado a pesar de lo que me ha sucedido.

Creo que el ser humano no es capaz ni es consciente de lo que es capaz de conseguir delante de distintas situaciones, hasta que no se le pone al límite, y yo me he sentido al límite varias veces y, ¡caray!, me hace muy feliz, me hace sentir.

Me siento muy feliz con el modo como analizo, como escucho, como valoro y mis reacciones delante de estas situaciones límite. Estoy muy contento y satisfecho.

Y de hecho, una de las cosas que me hace más feliz es compartir esta alegría, este entusiasmo y este modo de encarar la vida.

¿Qué le dirías a alguien que también persigue sus sueños?

Que vaya a por ellos, que los busque e intente conseguirlos. Eso sí, tiene que hacerlo acompañado, sabiendo pedir ayuda, o yo le diría que lo hiciera sabiendo pedir ayuda y pidiendo consejo.

A veces nos pensamos que podemos hacer las cosas solos y perdemos de vista que, si pedimos ayuda a las personas adecuadas, y hacemos las preguntas adecuadas a las personas adecuadas, cuando nos unimos para propósitos comunes, somos una pasada.

Las fuerzas no suman, sino que se multiplican.

Es una maravilla esta sensación de recibir ayuda de alguien que sabe cómo tiene que dártela y de qué y esto con otra y otra y otra persona. Es un efecto multiplicador magnífico.

Por lo tanto, le diría sin ninguna duda:

Sí, busca y persigue tus sueños, pero ten la valentía de hacerlo pidiendo ayuda y sabiendo pedirla.

La sociedad y las tradiciones históricas nos han inculcado posiblemente, el hecho de que las personas débiles son las que piden ayuda y es todo lo contrario,

Creo que somos las personas fuertes y valientes las que sabemos reconocer que por si solos, no somos capaces de hacer tantas cosas, como podemos hacer en equipo.

¡Muchas gracias Isaac! No solo me encanta su actitud ante la vida sino cómo siente y como disfruta compartiendo lo que vive.

Por muchos más retos cumplidos, de cotidianos y de extraordinarios. 🙂

Puedes conocer más su aventura junto a Rai Puig en Instagram, Twitter y Facebook.

También puedes descubrir cómo trabajan y cómo ayudan tanto en Multicapacitats: Twitter, Instagram, Facebook.

Como en la Fundación Eurofirms: Twitter, Instagram, Youtube, Facebook.

Y muy pronto, podremos ver el Documental de Kayak No Limits Menorca a Cegues.

author-sign

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sobre la autora

¡Hola! Psicóloga, Coach, Escritora, Equinoterapeuta, etc... Aprendiz de la vida y de la naturaleza, siempre dispuesta a aprender y a descubrir algo nuevo. Me encanta disfrutar de los pequeños grandes placeres de la vida: leer, las puestas de sol, la naturaleza, las croquetas, la música, los pasteles,... ;)

Te puede interesar...