Quererte másReinventarteSer más felizSuperar momentos difíciles

Todo empieza contigo

Suena el despertador.

¡Que sueeeeño!

Pero te levantas, te vistes, te arreglas, desayunas cualquier cosa y vas al trabajo.

Frío, metro, calor, la misma gente, demasiada gente, algún empujón, todo el mundo mirando el móvil. Tanta gente y todos tan aislados…

Llegas al trabajo, saludas y te pones a trabajar. Marrón, estrés, marrón, tu jefe está imposible hoy, estrés, marrón. Que mierda de día, ni siquiera vas a tener tiempo de comer un plato caliente. Otra vez comiendo un bocata delante del ordenador.

Pero te dices que esto es temporal, que solo tienes que aguantar a tu jefe un tiempo más hasta que estés preparada para cambiar de empleo, hasta que tengas más dinero ahorrado, hasta que la economía mejore, hasta que hayas terminado de pagar el coche,…

Y cuando nadie te ve, te vas al baño a llorar, a desahogarte por toda esa presión, por las broncas innecesarias e injustas de tu jefe. Por todo el dolor acumulado de todos estos años y te culpas. Sí, te culpas a ti por no ser capaz de plantarle cara a tu jefe, por no ser capaz de decirle que no forma parte de tu trabajo apuntarle cosas a la agenda, por no ser capaz de irte y mandarlo a la mierda. Por ser una tonta y aguantar.

Te secas las lágrimas, te levantas y vuelves a tu ordenador. Te vas a quedar unas horas más, que nadie te va a pagar, para terminar lo que tendrías que haber hecho si tu jefe no te hubiera estado mareando toda la mañana.

Cuando te vas, miras el móvil y hay 3 llamadas de tu madre quejándose porque no le coges el teléfono. Pobre, desde que se separaron con tu padre que se siente muy sola y te sientes culpable por no pasar más tiempo con ella. De tu hermana no te puedes fiar, porque siempre está fuera de fin de semana o viajando, así que si no te encargas tú, tu madre estará muy triste. ¿Qué haría sin ti? Ojalá ella viviera más cerca de sus hermanos y pudieran verse más a menudo, así se distraería más. Así que agotada, la llamas mientras te empujan para colarse en el metro y aguantas en silencio, todas sus quejas.

Por fin llegas a casa. Querías ir al gimnasio pero estás tan cansada de todo el estrés del día y has terminado tan tarde que ya no llegas a la clase de spinning y tampoco te sientes capaz de hacer nada más. Así que saludas a tu gato, le rascas la cabeza mientras ronronea, te acercas a la cocina y abres el cajón del chocolate. Sabes que no tienes que hacerlo, que no es sano, que así no hay manera de bajar esos quilos de más pero no puedes evitarlo.

Acabas en el sofá con tu caja de galletas y con el chocolate, debajo de la manta viendo cualquier serie de Netflix. Como esto tampoco te satisface, abres Instagram y empiezas a mirar cómo disfrutan los demás, lo bien que se lo pasan, las vidas tan fantásticas que tienen los demás y tu estás comiendo sin parar, sola en tu sofá.

Y empiezas a sentirte culpable por comerte la caja entera. ¡Serás gorda! ¡Asquerosa! ¡Como te odio! ¿Cómo te va a querer alguien comiendo así? Miras a tu gato durmiendo en un rincón del sofá y sonríes con tristeza, «al menos te tengo a ti» dices… Te levantas, le acaricias y te vas a la cama.

Mientras te duermes con lágrimas en los ojos, te preguntas cómo seria tu vida si fueras suficientemente buena como para encontrar un trabajo mejor, si tuvieras el valor de plantar cara a tu jefe y que no te pisoteara, cómo sería ser más segura de ti misma, más valiente y más fuerte, si supieras decir que no, si tu madre te diera espacio y no te presionara tanto,… ¿Cómo serías si pudieras adelgazar esos 4 quilos? ¿Le gustarías más a los hombres? ¿Se fijarían más en ti?

Lo que no sabes es que ya eres valiente, ya eres fuerte, ya eres buena, ya eres suficiente, ya eres capaz. Solo necesitas creértelo y sacarlo dentro de ti.

Puedes elegir vivir tu vida, dejar de vivir la vida por los demás y empezar a vivirla por ti.

Y no significa romper con todo y mandarlo todo a la mierda. Significa empezar contigo, empezar a tratarte bien, empezar a cuidar de ti, a valorarte y a quererte. A ser la persona más importante de tu vida.

Porque todo empieza contigo, tanto lo malo como lo bueno. Sí, es cierto que la vida sucede, sin preguntarnos si nos parece bien lo que está sucediendo o no, pero todo lo demás, depende de nosotr@s. Podemos elegir ser nuestr@s peores enemig@s o nuestr@s mejores amig@s, podemos elegir pensar lo mejor o lo peor, podemos elegir convertirnos en la persona más valiosas de nuestras vidas o seguir maltratándonos como si no valiéramos nada.

Pero si quieres ser feliz, si quieres vivir mejor, si quieres disfrutar de tu vida, si quieres una mejor relación con los demás, si quieres una vida mejor, debes elegir apostar por ti, debes elegir ser tu mejor amig@ y empezar a tratarte como tal, cuidándote, queriéndote y respetándote.

Porque TODO empieza contigo.

Mi vida cambió cuando cambié la actitud que tenía conmigo, cuando dejé de insultarme y empecé a respetarme. No fue un cambio rápido ni fácil. Es difícil cambiar los esquemas mentales que llevas taaantos años repitiendo una y otra vez cada vez que sucede algo complejo en tu vida. Pero es posible. Yo lo conseguí, y tu también puedes.

Por eso, en una semana empezamos en Becoming, el curso «Deja de ser tu peor enemigo» y te invito a empezarlo conmigo y probarlo.

Los primeros temas son gratuitos y descubrirás las herramientas para empezar a quererte, a valorarte, a tratarte bien, para sentirte poderos@ y suficiente, para sentirte preparad@ para afrontar tu día a día, tu vida y a ti.

Luego tú eliges si quieres seguir o no, pero ya tendrás las primeras herramientas para empezar a cambiar tu relación contigo mism@, con la gente que te rodea, con el mundo y para empezar a disfrutar de tu vida, por fin.

Apúntate al curso: "Deja de ser tu peor enemigo".
¿No estás cansad@ de tratarte mal? ¿De insultarte? ¿De sentirte incapaz? Aprende a quererte, a tratarte bien, a ser tu mejor amig@ y empieza a disfrutar de tu vida. Recibe los primeros temas GRATIS y luego tú eliges si quieres continuar el curso o no, pero ya tendrás las bases para empezar a mejorar tu relación CONTIGO MISM@. Apuntándote, estarás suscrito a la Newsletter de Becoming y recibirás información, recursos gratuitos y artículos sobre coaching y crecimiento personal totalmente gratis. Puedes darte de baja en cualquier momento y prometo que tus datos están seguros y no recibirás nada de SPAM.
Marketing por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.