Cuidar tus relacionesDirigir tu vidaQuererte más

La importancia de cuidar lo que queremos

Hoy en día vivimos en la época del usar y tirar y la instantaneidad. ¿Para qué cuidar algo si en un clic desde tu móvil puedes comprar otro que te llega en 24h?

Con las personas y las parejas pasa lo mismo, hemos aprendido que «si no es, es que no tiene que ser» y que «si se va es porque llegará algo mejor«, porque «si tiene que ser, será«,… Y todas estas frases nos quitan responsabilidad y nos llevan a la ley del mínimo esfuerzo, como si las cosas fluyeran solas sin tener que esforzarse para nada.

No me gusta decir que en la vida hay que esforzarse por y para todo pero si es cierto que muy pocas cosas fluyen sin ningún tipo de esfuerzo. Cuando las cosas fluyen es porque antes has hecho algo que ha hecho que esto sucediera, es decir, que desde el sofá de casa sin mover un dedo, no te va a pasar absolutamente NADA.

¿No tienes tiempo de leerlo todo? Apúntate aquí y escúchalo gratis

El esfuerzo o el cuidado

Con los años te das cuenta que absolutamente cualquier cosa requiere un esfuerzo y como no me gusta decir que todo cuesta porque parece que hay una dificultad mayor todavía, lo voy a cambiar por «cuidar», porque todo requiere su cuidado.

Si tienes un huerto y quieres recoger tomates, sin hacer nada, esperando que fluya solo, lo más probable es que solo consigas malas hierbas. Así que, para recoger tomates, primero tendrás que trabajar la tierra y dejarla preparada, luego plantar las semillas, regarla, darle tiempo para crecer, atar las tomateras para que crezcan hacia arriba,…. Y así hasta que puedas recoger sus frutos, puede requerir de tu tiempo y cuidado durante meses.

Cuida lo que quieres en tu vida

Si tienes unos amigos que valen oro, no los des por sentado. ¡Cuídalos! Pregúntales cómo les va, encuentra un momento para quedar con ellos, no les cuentes solo penas y desastres, diviértete con ellos…

Si estás encantad@ con tu pareja, cuídala cada día. Como si de un huerto se tratara, riega tu relación a diario pero sin ahogarla de agua…

Si conoces a alguien que te gusta mucho, no lo dejes en manos del destino o en manos del otro, cuídate de que forme parte de tu vida, escríbele, proponle de quedar, pero no esperes que fluya sola… Efectivamente, si después de intentarlo y hacer todo por tu parte no funciona, entonces sí, «no tiene que ser» pero si no das los primeros pasos, si no te esfuerzas en cuidar lo que quieres que sea, seguro que nunca lo será.

Si quieres conseguir ésa vida que siempre has soñado, no esperes a que llegue sola, haz algo cada día para acercarte más a ella, muévete hacia ella, cuida tu sueño, riégalo, mímalo, dale de comer, hasta que realmente, sea lo que deseas.

Si quieres un cuerpo bonito y con energía, cuídalo comiendo bien, haciendo deporte, cuídalo cada día…

¿Qué puedes hacer hoy? *?

Empieza a cuidar todo lo que quieres en tu vida. No esperes a perderlo para ponerte las pilas, no esperes a que se estropee.

A veces no depende tanto del esfuerzo sino de la constancia diaria. 5 minutos de cuidado diario es suficiente para mantenerlo en buen estado durante muchos años.

Manda ése mensaje, agradece a las personas de tu vida para formar parte de ella, da un paso hacia eses sueño.

No dejes que decidan por ti, si quieres algo o alguien, ¡cuídalo! ¡Ve a por ello! No lo dejes en mano del destino o de los demás, ponlo en tus manos y ¡empieza hoy!

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. —

Un comentario en “La importancia de cuidar lo que queremos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.