Conocer tu cuerpo y tu menteConocerte mejorDirigir tu vidaGestionar tus emocionesReinventarteSer más felizSuperar momentos difíciles

¿Qué es el mindfulness y por qué deberías aplicarlo en tu vida?

El mindfulness, o atención plena, es una técnica muy útil y cada vez más valorada y utilizada para mejorar el bienestar personal. Cuando hablamos de la práctica del mindfulness nos referimos a prestar atención plena y con curiosidad a las experiencias del presente sin intentar juzgarlas ni controlarlas. Es decir, estar en el presente observando lo que está sucediendo sin actuar ni pensar:

  • No dejar que nuestra mente vaya saltando de un pensamiento a otro sin sentido ni control, ni que nuestras emociones actúen automáticamente sin ser conscientes de ello.
  • Centrarte en lo que estás haciendo. Si estás comiendo, solo come: observa los colores, los gustos,… Si estás viendo la televisión, mira la tele no te pongas a leer, escribir mensajes o jugar a la vez. Si controlas tu mente, aprovechas más el tiempo, gestionas mejor tus emociones, tienes más estabilidad y más calma y te será más fácil concentrarte.
  • Haz una sola cosa a la vez y hazla atent@ al 100%. Si haces 3 cosas a la vez las harás todas a medias. Ya sabes que “quien mucho abarca, poco aprieta”.
  • No intentes juzgar ni intervenir lo que está pasando. De lo que se trata es de aceptar el presente aunque no te guste. Si estás en un atasco, no te pongas nervioso ni intentes entender por qué ha sucedido este atasco, simplemente acepta que ahora mismo, estás en un atasco y “es lo que hay”. (Cuidado que no se trata de frustrarse ni resignarse sino de aceptar que por mucho que te enfades y te pongas nervioso, no lo podrás cambiar)

Ya ves, en el fondo es muy sencillo, pero nadie ha dicho que sea fácil, ¿verdad?

¿No tienes tiempo de leerlo todo? Apúntate aquí y escúchalo gratis

Practicar mindfulness te da mucha paz, es como estar meditando a lo largo del día. No deja de ser una meditación pero sin cariz “religioso”, que tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas.

Como siempre, se empieza por pequeños pasos y con situaciones cotidianas: una comida, un paseo, una respiración consciente,… Muchas veces hacemos 3 cosas a la vez porque nos hemos acostumbrado a hacerlo así (yo a veces hasta me siento culpable si no hago 3 cosas a la vez porque me da la sensación que no estoy aprovechando el tiempo) pero si lo pensamos con calma, ganar 3 minutos no nos salva de nada. Es mejor comer tranquilamente y disfrutar de lo que estamos comiendo (¿cuantas veces te habrá pasado que miras lo que estabas comiendo y resulta que ya te lo has acabado todo y no te habías dado cuenta?) y cuando tengamos que hacer algo, hacerlo plenamente y bien, totalmente concentrados en lo que hacemos.

Tener la capacidad de decidir hacia donde concentras tu atención sin dejarte arrastrar por los pensamientos ni las emociones, ni por los estímulos externos como un perro ladrando o por los estímulos internos como un pensamiento repetitivo… Dejar que pasen, observándolos, sabiendo que están ahí pero dejándolos pasar y seguir centrado en lo que estás haciendo o sintiendo ahora mismo, esto es el mindfulness.

Hay una canción de “Els Pets” que se llama “la vida és bonica però complicada” (la vida es bonita pero complicada), y sea como sea, la vida es tal como nos va sucediendo y aunque nos enfademos por lo que nos pasa, no cambia nada porque forma parte de la vida.  Por eso, si evitamos juzgar las cosas como algo bueno o malo, si simplemente aceptamos que a veces pasan cosas que no nos gustan, no sufriremos tanto. Muchas cosas de los que nos suceden que consideramos que son malas y que no nos gustan, nos ayudan a crecer y a evolucionar como personas. “No hay mal que por bien no venga”, dicen.

¿Y en qué te beneficiarás si practicas el mindfulness?

Pues los beneficios son varios: te sentirás más relajado y en paz, se reduce el estrés, aguantas mejor el dolor, se reduce la depresión y aumenta la autoaceptación y el autoconocimiento. Aprendes a tener el control de tu mente y de tus pensamientos, hasta mejora tu memoria y tu capacidad de concentración. Y en general, una mejora de tu bienestar, ¿bien, no?

¿Quieres practicar el mindfulness en un momento?

  • ¡Canta! Cuando cantas, como estás concentrado en la letra y la música, no piensas en nada mas, ¿te has dado cuenta? También puedes probar de tocar un instrumento.
  • O baila, haz deporte,… Si es una actividad intensa mejor porque así no tienes tiempo de relajar la mente y pensar en “la lista de la compra” que digo yo…
  • Aprende algo nuevo. Cuando eres un conductor novato tienes que pensar en tantas cosas que no tienes tiempo de pensar en nada que no sea lo que estás haciendo. Cuando estás aprendiendo algo pasa lo mismo y más si es una tarea que implique varios sentidos a la vez (vista, tacto,…)
  • Intenta observar un objeto: la forma, el color, el tamaño, los detalles,… Obsérvalo en todo detalle, como si fuera la primera vez que lo ves.
  • Un ejercicio muy común para aprender a meditar es centrarte única y exclusivamente en tu respiración. Solo obsérvala.
  • Pinta, camina por el bosque, observa un paisaje bonito, el contacto con la naturaleza,… En todos ellos puedes encontrar un momento de mindfulness.
  • Ponte retos. Si hay cierta dificultad en estos, tu mente solo se podrá concentrar en lo que estás haciendo.

¿Qué puedes hacer hoy? *

Si quieres ponerlo en práctica ahora mismo, observa este trozo de la película American Beauty que podría ser un ejemplo perfecto de practicar el mindfulness.

Observa la bolsa moverse y no pienses en si es bonita o no, si es una pena que haya una bolsa ensuciando la calle, que contamina o que es una grabación tonta, simplemente observa su movimiento y deja fluir…

Si has conseguido ver los 3 minutos que dura el vídeo sin pensar en lo que tienes que hacer luego o lo has pensado pero lo has seguido observando sin darle más importancia a ese pensamiento, ¡¡enhorabuena!! Acabas de pasar 3 minutos de atención plena.

Este es el inicio y poco a poco, se trata de ir sacando el piloto automático que todos tenemos puesto en nuestras mentes para poner nosotros el control.

¿No consigues responder las preguntas? ¿Necesitas ayuda? ¿Te ayudo?

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.