Dirigir tu vidaEliminar creencias limitantesMejorar tu carrera profesionalMotivarteReinventarteSer más felizTener éxito profesionalTener objetivos claros

¿Por qué no consigues cumplir tus propósitos?

Nos estamos acercando al día 15 del mes de enero y probablemente, si no lo has hecho ya, estarás a punto de empezar a abandonar muchos de tus propósitos. Eso ha sonado duro, lo siento: reality check.

¿Es por qué eres un desastre y eres incapaz de conseguir lo que te propones?

La respuesta es NO. No, no es tu culpa, o al menos, no directamente. ¿Sabes por qué no cumples con tus propósitos? Porque nadie te ha enseñado a hacerlo de manera que sea casi imposible NO cumplirlos.

Vamos a ir hacia atrás en el tiempo, ¿recuerdas cuando estabas en el colegio y tenías exámenes por estudiar, trabajos por terminar y tal? Lo más probable es que fueras, como yo, de los que estudiaban a última hora y se pasaban hasta las 5 de la madrugada terminando los trabajos. ¿Era así? ¿Por qué? Bueno, a parte de la pereza y la desidia, era porque tenías una fecha límite que tenías que cumplir sí o sí. Y porque si no lo hacías, suspendías.

¿No tienes tiempo de leerlo todo? Apúntate aquí y escúchalo gratis

Aquí ya podemos empezar a sacar 2 motivos: fecha límite y obligación. Si tus propósitos no tienen una fecha límite, serán siempre sueños volátiles flotando por aquí pero nunca habrá una presión suficiente que te forzará a tomar acción. Si tienes una fecha límite ya tienes un motivo para empezar a ponerte las pilas y además, una obligación. Pero bueno, una obligación sin compromiso no sirve de nada. La obligación de cumplir un propósito tiene que estar asociada a tu compromiso contigo mismo para cumplirlo. ¿Cuánto lo deseas? ¿Qué estás dispuesto a hacer para cumplirlo? Sólo si estás dispuesto a pagar un precio por tu sueño, estarás comprometido a cumplirlo. Si la comodidad de estar en el sofá es mayor que tu compromiso para cumplir tu propósito, nadie te sacará de tu sofá, ni los sueños más bonitos.

Otro motivo es porque no sabes tu “para qué”. Sí, probablemente quieres vivir mejor y por eso te propones cosas para tener mejor calidad de vida… Pero siempre hay un motivo interior más profundo, algo debajo de tu piel que te dice que lo quieres por un motivo más profundo, ése es tu “para qué”, lo que hay debajo de esos sueños que en teoría harán de tu vida, una vida mejor. Descubrir ese “para qué”, será el pellizco en el culo que necesitas para saltar del sofá.

Y una vez has saltado del sofá, necesitas un plan de acción, con fechas y con obligaciones, pero con los pasos y las pautas para conseguirlo. Un plan de acción es imprescindible para conseguir tus propósitos. No basta con tener sueños bonitos, hay que dar pasos para conseguirlos, y no pasos aleatorios sino siguiendo una ruta en un mapa. Debes tener claro los pasos a seguir para llegar a tu objetivo.

Me gusta imaginar que nuestros objetivos son como subir una montaña. El objetivo final, el destino, es la cima y para llegar hasta allí hay que recorrer distintos caminos, cambiar de rumbo, ver distintos paisajes, subir para volver a bajar, momentos de pausa, de retroceder, de subir piedras, rodear otras que son demasiado difíciles de escalar, cruzar ríos (alguna vez con puentes, otras mojándote), con momentos más difíciles y con otros muy bonitos de los que puedes parar un momento para apreciar la belleza de lo que te rodea…. Pero al fin y al cabo, una cima asumible a la que podemos llegar al final…

Y aquí viene uno de los últimos motivos, confiar. Confiar en que lo conseguiremos, en que llegaremos donde queremos llegar, sin dejarnos llevar por nuestros miedos y nuestras creencias irracionales que están allí poniéndonos el freno, limitándonos. Descubrir esas creencias, racionalizarlas, quitar los miedos que nos limitan y confiar en nosotros, en nuestras posibilidades, en que somos capaces y en que ese objetivo es para nosotros y nos está esperando.

Y si, nos está esperando, pero somos nosotros que tenemos que movernos hacia él, dando un paso cada día.

¿Qué puedes hacer hoy para acercarte un poco más a tus propósitos?

Resumiendo:

  • Ponte una fecha
  • Comprométete y cúmplelo.
  • Descubre tu “para qué”
  • Ten tu plan de acción
  • Elimina tus miedos, tus creencias limitantes y confía.
  • ¡Empieza hoy!

¿Qué puedes hacer hoy? *

Empieza a hacer las cosas de un modo diferente. No repitas la historia de cada año llegando a diciembre y descubriendo que no ha cambiado nada en tu vida, o al menos, nada de lo que has elegido. No dejes que transcurra la vida sin control, toma las riendas de tu vida y decide los caminos que quieres tomar.

Desde hoy, en Becoming, tienes la guía para conseguir tus objetivos. Tienes la posibilidad de empezar el año haciendo las cosas de un modo distinto, tienes la posibilidad de que ¡Sí! ¡Este año sí! ¡Este año lo consigues!

Haz que este año SÍ sea tu año, que este año SÍ cumplas tus sueños.

PD: si estás suscrito a la newsletter de Becoming, ¡atento mañana a tu buzón!

¿No consigues responder las preguntas? ¿Necesitas ayuda? ¿Te ayudo?

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.