Dirigir tu vidaMotivarteQuererte másReinventarteSer más felizSuperar momentos difíciles

No te conformes con menos

Creo que los humanos dejamos de vivir en cuevas porque somos unos inconformistas natos, lo llevamos dentro. Tenemos esa pequeña vocecita dentro de nosotros que nos va recordando que hay un mundo por explorar más allá de esa montaña, de ese horizonte,…

A veces, puede llegar un momento en nuestras vidas, que aunque lo tengamos todo, nos falte algo, necesitemos más… Aunque el extremo de esta inconformidad, como en todos los extremos, no es buena, utilizada en la medida justa, nos puede ayudar a crecer como personas en todos los ámbitos de nuestras vidas.

Aun así, lo que estamos haciendo ahora, es precisamente lo contrario: nos conformamos demasiado. Nos conformamos con un trabajo que no nos gusta, con una pareja que «bueno, no estamos mal pero tampoco estamos bien», que podrías prescindir de ella si apareciera otra persona, o hasta fantaseas en tener otra pareja que no es como la tuya,…. O tenemos amigos que no nos llenan, que vamos al bar a tomar una cerveza y nos lo pasamos bien pero nos sentimos solos al llegar a casa.

¿No tienes tiempo de leerlo todo? Apúntate aquí y escúchalo gratis

Tampoco tenemos ningún proyecto vital y nos limitamos a vivir: trabajar de lunes a viernes, quedar con algunos amigos para tomar algo alguna tarde, salir y hacer cosas el fin de semana, o quedarse en casa viendo la tele, dejando que vaya pasando el tiempo hasta que vuelva el próximo lunes y volvemos a empezar otra vez.

Pero esto, amigos, esto NO es vivir. Esto es dejarse llevar, conformarse con una vida insípida como un plato sin sal, una vida aburrida que no te llena ni te hace vibrar, que no te hace llorar de felicidad…

Así que, por favor, ¡NO TE CONFORMES!

No te conformes

No te conformes con un trabajo que no te gusta, te pasas mínimo 8h al día trabajando, la mayor parte del tiempo te lo pasarás trabajando, así que, busca un empleo que te llene, que te haga disfrutar o que te permita disfrutar gracias a él. Que sea un trabajo que te sientas cómodo pero que el lunes no sea un castigo, que te permita hacer un montón de cosas. Sino, no vale la pena…

Y con tu pareja igual. No es alguien con quien pasar el rato, es alguien con quien vas a compartir tu vida. Puede ser durante más o menos tiempo pero que el tiempo que dure, que lo disfrutes. Esta persona que tienes a tu lado es con quien compartes tu vida, tus sueños, tus aventuras,… tu compañero de viaje y este viaje es tu vida. Así que NO te conformes, no te quedes con la primera persona que aparezca o la primera que te haga caso, o con la única persona que crees que puedes conseguir… Porque NO es verdad, hay muchísimas personas en el mundo, puedes conseguir personas afines a ti, solo tienes que confiar en ti y creer que vales lo suficientes como para conseguir la persona que te mereces a tu lado. Conviértete en tu mejor versión, conviértete en la persona que se merece tu pareja ideal y esas personas afines a ti aparecerán.

No te conformes porque tu vida es ¡solo tuya! Y solo tenemos una vida y ésta es la vida que tenemos. Tenemos la posibilidad de vivir nuestras mejores vidas, mejorando, esforzándonos, creciendo, soñando y haciéndolo realidad.

Incluso cuando el médico te dice que tienes una enfermedad crónica y que vas a seguir sufriendo cada día. ¡No te conformes! Busca alternativas, segundas opiniones, busca opciones,… No te quedes con solo una opinión, busca más, prueba cosas distintas, distintos tipos de terapia, de medicina,… Hay muchísimas cosas que todavía no sabemos, ni siquiera la medicina es una ciencia cierta, siempre se descubren cosas nuevas y se dejan de hacer cosas que antes parecían correctas y ahora son una absurdidad. Hay muchísimos motivos por los que aparecen las enfermedades, muchas personas que se curan de enfermedades y patologías que parecen «milagros», porque se esforzaron, porque lucharon, porque no se conformaron… Así que prueba, nunca se sabe. Quizás a ti te funciona algo que a otra persona no lo ha funcionado, pero si no lo pruebas, nunca lo vas a saber. ¿Qué tienes que perder? La enfermedad crónica ya está ahí, el dolor también. ¿Prefieres vivir lamentándote, sintiéndote víctima de tu enfermedad y sufriendo? ¿O prefieres probar cosas, hasta que encuentres algo que te permita vivir del mejor modo posible? No te conformes con vivir así, no te rindas, nunca.

Da un paso cada día

No vale quedarse en casa y desde el sofá decir «oh, que bonito sería viajar por el mundo», o «cómo me gustaría poder navegar con mi barco»,… De nada sirve si no sales, si no buscas lo que deseas, si no te esfuerzas en dar un pequeño paso cada día. Hay un montón de soñadores que CADA día se esfuerzan por dar un paso, hay muuuchos medios para conseguirlo, solo debes encontrar el tuyo, el que te funciona, pero sobretodo… NO TE CONFORMES.

Hay mucho más esperando ahí fuera por ti y para ti.

Si te mueves, pasarán cosas. Quizás no son como las que esperabas pero si estás abierto a recibir lo que va apareciendo, puedes vivir una vida mucho más plena, mucho más feliz, aunque no sea lo que tenías en mente pero también puede gustarte, también puede tener cosas buenas, solo debes estar abierto a estas posibilidades.

Así que no te conformes, prueba, pregunta, haz algo cada día y no pares, ¡NO PARES! Y por supuesto, ¡no te conformes!

¿Qué puedes hacer hoy? *?

¿En qué te estás conformando?

¿Cuáles son las excusas que te pones para seguir viviendo una vida que no te satisface?

¿Qué vas a hacer hoy para mejorar tu vida?

¿No consigues responder las preguntas? ¿Necesitas ayuda? ¿Te ayudo?

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.