Dirigir tu vidaMotivarteReinventarteSer más felizTener objetivos claros

El resultado no depende de nosotros, el proceso sí

Escuchando la conferencia TED de Srikumar Rao que recomendé hace unas semanas (¡mírala!) en el boletín (si todavía no te has apuntado, lo puedes hacer aquí), me llamó la atención que decía que el resultado de nuestros actos se nos escapa totalmente de nuestro control y tiene toda la razón. Aunque cuando hacemos algo lo hacemos porque queremos conseguir un objetivo, nosotros sólo tenemos control de nuestras acciones no de los resultados de éstas. Por ejemplo, podemos hacer deporte y comer sano con la intención de perder 5kgs pero no tenemos la certeza de que tras hacer deporte y comer mejor, perderemos esos 5kgs exactamente.

Cada objetivo es un resultado, es decir, cada “deseo” que establecemos como objetivo final, es un resultado: conseguir X puesto de trabajo, dejar de fumar, ganar más dinero,… Así, vivimos en un mundo centrado en resultados, pensamos e invertimos en resultados. Y así es como definimos nuestra vida: estamos en el punto A, queremos ir a J y tenemos que hacer unos pasos concretos para pasar de A a J. Si tenemos éxito, seremos muy felices y si fracasamos, la vida será una mierda y nosotros un desastre.

¿No tienes tiempo de leerlo todo? Apúntate aquí y escúchalo gratis

El problema de este método centrado en el resultado es que si no sale como esperamos, y normalmente es así, acabamos viviendo con un alto nivel de frustración, ansiedad e infelicidad. Visto así, es muy fácil que seamos infelices, ¿cómo vamos a ser felices si sólo de vez en cuando conseguimos el resultado esperado?

Sin embargo, Rao nos propone invertir el proceso. Una vez hemos establecido donde estamos y estamos bien, el resultado se convierte en un punto de orientación, como el faro que marca hacia donde debemos ir pero debemos centrarnos en el proceso. Tenemos claros los pasos a hacer y lo haremos del mejor modo posible, disfrutando de ellos y si tenemos éxito, fantástico. Y si no tenemos éxito, fantástico también porque ahora, tienes un nuevo punto de partida para seguir andando hacia otro objetivo.

“Invertir el resultado significa ligar el éxito de este resultado al bienestar personal”.

Y propone un ejemplo fantástico, imagina que eres un bebé que está aprendiendo a andar. Si cada vez que cae se dijera a sí mismo “oh vaya, he vuelto a fallar, nunca conseguiré andar”… ¿creéis que aprendería a andar rápido? ¿O abandonaría pronto? ¿Y si además, cada vez que cae pide ayuda a alguien para que le de consejos para reducir el sentimiento de frustración por no conseguirlo una tras otra vez? Todo esto es lo que hacemos nosotros cuando somos adultos. Los niños, se centran en el proceso, no en el resultado.

Centrarse en el proceso le quita peso al resultado, significa que disfrutamos de nuestro presente, de lo que tenemos ahora y de lo que estamos viviendo, que podemos ser felices sin ése resultado porque la vida es mucho más que eso.

La felicidad, la magia, la pasión está dentro de nosotros. No en un trabajo, en una pareja o en un coche nuevo o unas vacaciones a un país lejano. Claro, todo suma, pero no debemos depender de ello. Encontrar esa felicidad dentro de ti es la clave para que todo fluya…

¿Qué puedes hacer hoy? *

Empieza a reevaluar tus objetivos. ¿Cuál es tu resultado? ¿Qué esperas conseguir con ese resultado? ¿Puedes sentirlo o conseguirlo sin el resultado? ¿Por qué? ¿Qué pasa si no consigues el resultado esperado? ¿Qué harás entonces?

Descubre la importancia de quitar importancia a ese objetivo final y empieza a descubrir el placer de vivir lo que tienes ahora, da gracias por lo que ya tienes y lo que ya has conseguido, no todo el mundo puede tenerlo pero tu si, ¡que afortunado eres!

¿Qué te hace vibrar? ¿Con qué disfrutabas más de pequeño? Utilízalo para subir tus emociones en tu día a día, haz ¡más de lo que te gusta!

¿No consigues responder las preguntas? ¿Necesitas ayuda? ¿Te ayudo?

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.