Eliminar creencias limitantesGestionar mis emocionesSer más feliz

Confrotar pensamientos negativos con la racionalización

A menudo tenemos pensamientos que nos producen malestar. Pueden ser desde miedos, dudas, hasta celos, creencias limitantes e irracionales,… Y una técnica para afrontar estos pensamientos es a través de la racionalización. 

Como su nombre indica, la racionalización no es más que razonar, es decir, la capacidad que tenemos para resolver problemas, extraer conclusiones, aprender… pero lo aplicamos como mecanismo de defensa para dar una explicación lógica a sentimientos, pensamientos o conductas que, de otro modo, nos provocarían ansiedad, malestar, sentimientos de inferioridad o culpa. 


¿No tienes tiempo de leerlo todo? Apúntate aquí y escúchalo gratis

Como hablaba la semana pasada, los pensamientos acostumbran a tomar el control de nuestra mente y éstos pueden ayudarnos o limitarnos. Así que cuando tenemos pensamientos que nos limitan, la racionalización es una buena aliada para conseguir que estos pensamientos no nos hagan tanto daño. 

Por ejemplo, imagina que tu pareja cuelga una foto cuando se va a cenar con unos amigos y resulta que está rodeado de personas del sexo opuesto. En teoría, no tendrías que pensar nada negativo porque es tu pareja y está contigo, te quiere, confías en ella,… pero también hay miedos ocultos, dudas, inseguridades, historias pasadas, creencias que tu mente puede empezar a usar para pensar una y otra vez en pensamientos que ni sabes si son verdad ni te hacen sentir bien. Entonces, aquí es donde entra la racionalización y se trata de argumentar, de dar una «explicación lógica» a estos pensamientos negativos para ver si realmente es tal como lo piensas o son pensamientos sin fundamento. En este caso, sería plantearse si el mero hecho que tu pareja esté rodeado de personas del sexo contrario significa algo, y la respuesta es no, ¿verdad? ¿Tú puedes tener amigos del sexo contrario sin que signifique que quieres menos a tu pareja? ¿Puedes querer a tus amig@s y pasarlo bien con ellos sin que dejes de querer a tu pareja?

Racionalización: mecanismo de defensa que consiste en justificar las acciones propias para dar una explicación lógica a los sentimientos, pensamientos o conductas que de otro modo provocarían ansiedad o sentimientos de inferioridad o de culpa. 

Y cada vez que tengas un pensamiento que te produzca sentimientos tristes, te empequeñezca o te limite, ¡cuestiónalo! No te lo creas de buenas a primeras, racionalízalo. Probablemente te darás cuenta que es un pensamiento irracional, no es un hecho demostrable, ni tiene argumentos válidos y ni sólidos. 

¿Qué puedes hacer hoy? *

Cada vez que tengas un pensamiento, que a menudo suele ser repetitivo, que te limite, te haga sentir mal, racionalízalo. 

Busca varias explicaciones racionales que den un punto de vista neutro o positivo a este pensamiento negativo que se repite. 

Te darás cuenta que muchos de tus pensamientos los tienes sin siquiera plantearte si son reales, si tienen algún valor, si suman en tu vida, si hay algun hecho que los demuestre, si son verídicos,…

Así que no dejes que sean ellos que decidan como debes sentirte, reflexiónalos y quédate sólo con los que suman en tu vida. 

¿No consigues responder las preguntas? ¿Necesitas ayuda? ¿Te ayudo?

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. –

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.