Dirigir tu vidaEliminar creencias limitantesGestionar mis emocionesQuererte másSer más feliz

Lo fácil es lo malo

Estás cansad@, no tienes tiempo, vas con prisas… ¿Qué vas a comer? ¿Vas a cocinar un plato de verduras al vapor o vas a tomar cualquier cosa que encuentres rápido y fácilmente? Lo más fácil, efectivamente, es comer cualquier cosa.

Tienes un mal día, todo sale del revés, tu jefe no para de pedirte cosas imposibles, tus clientes están especialmente quisquillosos… ¿Vas a intentar parar, respirar, encontrar el lado positivo de las circunstancias y volver a conectar con pensamientos y emociones positivas? ¿O vas a dejarte llevar por el estrés y el mal humor? Lo fácil también es dejarse llevar por el estrés y los pensamientos negativos.

Te gustaría ir al gimnasio a hacer deporte pero estás cansad@, estás muy cómod@ en el sofá… Lo fácil será seguir en el sofá, lo difícil será levantarse a pesar del cansancio y la pereza para ir al gimnasio a hacer deporte…

¿No tienes tiempo de leerlo todo? Apúntate aquí y escúchalo gratis

Como ves, la opción fácil siempre es dejarse llevar por lo rápido, por lo que va sucediendo, por lo que sientes, por lo que piensas o por lo cómodo (o lo conocido).

Que sea fácil tampoco significa que sea malo, por supuesto, pero quizás tampoco es la opción que te dará mejores beneficios o resultados.

Con nuestros pensamientos y nuestros sentimientos, del mismo modo que con nuestra alimentación o la salud, es vital elegir correctamente. Efectivamente que hay días en que hay que escoger lo fácil y lo rápido, porque la vida no da para más, pero serás mucho más feliz si eliges pensar bien. Y pensar bien cuesta.

Pensar bien

Pensar bien requiere esforzarse para elegir pensamientos que te favorezcan, que te hagan sentir mejor, y, por supuesto, que te hagan más feliz. Como nuestro cerebro siempre elige lo automático y lo fácil, siempre elegirá repetir conductas ya aprendidas. ¿Qué quiere decir esto? Que siempre elegirá lo que ya tienes establecido desde pequeñ@ como tu forma de pensar, aunque esto signifique pensar que «no eres capaz», «que no eres suficiente», o «que lo vas a hacer mal».

Tu mente elige siempre el camino más transitado.

Por eso, cada vez que te encuentres pensando de manera que te empieces a sentir mal, que te empieces a preocupar, a sentirte pequeñ@,… Es el momento de elegir pensar bien y esforzarse en elegir pensamientos que sumen, que te favorezcan, que te hagan sentir mejor.

Porque en el fondo, todo es cuestión de elegir. ¿Te apetece sentirte como una mierda? ¿Te apetece estar triste? ¿Te apetece sentirte mal? Pues elegir sentirte bien, depende de los pensamientos que elijas y te esfuerces en tener.

Con la alimentación, tal como ponía antes en el ejemplo, pasa lo mismo. Es una elección decidir comer cualquier cosa o elegir alimentos que te ayuden a cuidarte, a sentirte mejor, a tener más energía, aunque signifique más trabajo.

Nadie dijo que sería fácil, pero hay algo bueno, al principio siempre cuesta, pero poco a poco, cada vez costará menos. Así, el camino más transitado se convertirá en la mejor opción para ti.

Quédate sólo con pensamientos y sentimientos que te hagan sentir mejor.

Que te hagan sentir mejor, no significa que haya que eliminar las «emociones negativas» como la tristeza o la ira, al contrario, hay que sentirlas cuando es necesario sentirlas. Lo importante es no dejarse llevar por ellas ni por los pensamientos automáticos autodestructivos que te hagan sentir peor.

Repite, tanto como sea necesario, aquellos pensamientos que te hagan sentir bien, hasta que te acostumbres a recurrir a ellos de forma automática.

¿Qué puedes hacer hoy? *

Cada vez que vayas a tomar el camino fácil, piensa si es lo que realmente deseas…

Piensa en las consecuencias de tus decisiones. Sí, quizás ahora es más fácil pero, ¿te vas a sentir mejor? ¿Te va a ayudar en algo actuar así?

¿No consigues responder las preguntas? ¿Necesitas ayuda? ¿Te ayudo?

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.