Cuidar tus relacionesDirigir tu vidaGestionar tus emocionesTener una relación de pareja sana

Las 5 preguntas para saber si estás en la relación adecuada

Cuando empezamos una relación, es muy fácil dejarse llevar por el enamoramiento y su deslumbramiento que no nos deja ver los defectos de la otra persona. Estamos flotando en una nube y solo hay todo lo bonito (que queremos ver) de esta persona.

Pero, ¿qué pasa cuando vamos bajando de la nube y vemos que es un ser humano y tiene defectos que también nos sacan de quicio? ¿Cuándo empezamos a ver cosas que no nos gustan? ¿Cuándo nos empezamos a sentir mal con esta relación por qué aparecen discusiones y malos rollos?


¿No tienes tiempo de leerlo todo? Apúntate aquí y escúchalo gratis

El enamoramiento es una fase muy bonita pero una relación de pareja va más allá del enamoramiento, hay que tener ciertos aspectos en común, ciertas compatibilidades, bienestar personal,… Sin esto, será muy difícil tener una relación de pareja satisfactoria. Así que, ¿cómo sabes que tu pareja es la pareja adecuada para ti? ¿Cómo sabes que es una relación con posibilidades de futuro?

Pablo Arribas, en el libro «Cabeza, corazón y tripa» nos habla de algunas de las preguntas que te puedes hacer para saber si estás en la relación adecuada:

  • ¿Me hace disfrutar? Una relación debe sumar siempre, tienes que estar mejor con esta persona que sin ella. No se trata de pasarse el día de fiesta, ni haciendo cosas divertidas sino que te sientas bien en ésta relación, de tratarse bien, de cuidarse, sin discusiones, ni celos, ni faltas de respeto. La mejor relación que puedes tener con tu pareja es que se convierta en tu mejor amig@ con quien puedas compartir inquietudes, gustos, filosofía de vida, sentido del humor, aficiones, valores,… Recuerda, si al cabo de un tiempo no suma y está restando, no vale la pena.
  • ¿Me hace crecer? «Si quieres llegar rápido, ve solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado«. Tener un compañero de vida que te ayude a ser mejor persona, a cumplir tus sueños, a ampliar horizontes, tener la posibilidad de crecer ambos, de volar más alto, … es la mejor manera de mantener una relación que dure en el tiempo.
  • ¿Da sentido a mi vida? Las relaciones que más fracasan son las que se sustentan en un porqué y dejan de lado el «para qué». Normalmente, al principio de la relación se responde a un «porqué»: porque le deseo, me lo paso bien, no quiero estar solo,…. Pero los «para qué» hacen que duren las cosas. Es importante tener un objetivo común con tu pareja, que os dirijáis por el mismo camino hacia la misma dirección. Imagina que te lanzas en una relación donde uno de los dos quiere tener hijos porque es lo que más desea y el otro nunca ha querido tenerlos… Es importante estar de acuerdo en aspectos como si queréis tener hijos, dónde vivir, la exclusividad en la relación de pareja,… Y esto hay que hablarlo desde el principio, no al cabo de 5 años. Puede que seáis distintos pero es importante tener un camino en común por el que transitar.
  • ¿Das lo que recibes? Una relación de pareja es un poco como un mercado, es una negociación en la que cada uno de los miembros entrega a cambio de recibir. Cuando hay un acuerdo entre las cantidades ofrecidas, empieza la relación. Cuando se incumple ese acuerdo, se termina la relación. Sí, se acaba de perder todo el romanticismo pero es así. Y si no es así, hay algo que falla. Lo importante es tu valor, lo que tu vales, lo que tu quieres. La diferencia entre el mercado y las personas, como dice Pablo Arribas, es que nosotros no tenemos precio, tenemos valor. Debes tener claro lo que vales (que es mucho, ¿lo sabes verdad?) y no aceptar menos. Las personas con una sana autoestima no pierden su valor y toman las decisiones adecuadas. Las personas con una buena autoestima escogen por encima del apego, el miedo o los celos y no rebajan el listón en una relación. Se escogen a ellas por encima de una relación que no les da lo que se merecen.
  • ¿Puedes vivir con sus defectos? No lo vas a cambiar, asúmelo. Si cambia, será porqué esa persona ha querido cambiar pero no lo cambiarás tu y lo más probable es que eso que taaaanto te molesta de esta persona, seguirá estando ahí. Así que, si desde el principio hay algo que NO soportas de esta persona y esperas que desaparezca, o aprendes a vivir con ello o búscate a otra persona con la que puedas vivir con sus defectos. Un día, viendo una película (que no era especialmente buena porque no recuerdo ni su nombre), me sorprendió mucho precisamente ésta pregunta. En la película, un personaje decía algo así como (lo siento mi memoria selectiva no recuerda la frase exacta): «eres testarudo, desordenado y no sabes cocinar pero aún así, te quiero». Y a esto precisamente se refiere esta pregunta. Si puedes vivir con esos defectos, si aún así le quieres y quieres estar con esta persona, ¡genial!

«Todos sabemos que queremos luz, pero no siempre qué tipo de bombilla nos conviene» Pablo Arribas

¿Qué puedes hacer hoy? *

La próxima vez que te des cuenta que te estás enamorando de una persona, no esperes a estar enamorado hasta las trancas para luego descubrir que no era oro todo lo que relucía, pregúntate ANTES estas preguntas. Y de vez en cuando, reflexiona sobre ellas.

Hasta ahora mismo, ¿cómo es la relación con tu pareja? ¿Puedes responder sí a todas estas preguntas?

¿Quieres saber una curiosidad? ¿Sabes que todas estas preguntas las puedes aplicar a cualquier relación que tengas? Hasta en tus objetivos, tu trabajo… Todo se puede valorar en función de las respuestas de estas preguntas. Si la respuesta es sí, es la relación correcta con tu pareja, con tus amigos, con tus sueños,…

¿No consigues responder las preguntas? ¿Necesitas ayuda? ¿Te ayudo?

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. —

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.