Dirigir tu vidaEliminar creencias limitantesGestionar tus emocionesNerd de la Psicología

«¡A la mierda!» La técnica más sencilla que aprenderás hoy

Efectivamente, hoy te traigo una técnica muy sencilla pero que funciona muy bien cuando tu mente toma el control. ¿Sabes esos momentos en que tu mente está on fire y no para de darle vueltas a las cosas? ¿Sabes cómo puedes pararla? Pues mandándola a la mierda.

 Tal cual, como cuando te cabreas con alguien y lo mandas a la mierda. ¿Acaso no estás hart@ de tu mente diciendo y repitiendo sin parar esas cosas que no te ayudan en nada y te molestan? 


¿No tienes tiempo de leerlo todo? Apúntate aquí y escúchalo gratis

Cuando tu mente está repitiendo sin parar unos pensamientos, cuando va saltando de un lado a otro, se la llama «mente de mono«. ¿Te la imaginas, como un mono saltando de liana en liana?

Cuando dejamos nuestra mente en piloto automático, es nuestro hemisferio izquierdo que se encarga de ello: de repetir una escena una y otra vez, de preocuparse, de  dispersar tu atención, desplazarse hacia el futuro o hacia el pasado… 

En cambio, cuando vivimos el presente, cuando estamos centrados en lo que estamos haciendo, estamos usando el hemisferio derecho: es el encargado de vivir el ahora

¿Y qué tiene que ver esto con mandar a nuestro hemisferio izquierdo a la mierda? Pues que cada vez que estamos mandando a la mierda a nuestros pensamientos repetitivos, nuestra mente se para por un momento. Y aquí está nuestro poder, cuando para, ya hemos tenido una pequeña victoria.

Aunque parezca fácil,  primero hay que darse cuenta de tus pensamientos limitantes y repetitivos, después, pararlos en cuanto empiecen a aparecer mandándolos a la mierda, cuanto antes mejor.

Cuando los mandas a la mierda, tu mente se queda sorprendida del cambio de pensamiento instantáneo y para al momento. Es aquí donde puedes empezar a centrarte en tu respiración, por ejemplo. Si te fijas en lo que hace tu cuerpo, te estás fijando en el ahora, así que tu hemisferio derecho tomará el control ya que el izquierdo no tiene espacio para tomarlo. 

Lamentablemente, no dura nada y enseguida tu hemisferio izquierdo volverá a tomar el control. ¡Así que no puedes bajar nunca la guardia! Es lento, requiere esfuerzo y repetirlo una y otra vez,… Pero cada vez se vuelve más fácil. Poco a poco

Otra cosa que sirve cuando estás intentando centrar tu atención con tu respiración y aparecen pensamientos automáticos es ponerles una etiqueta, por ejemplo: pensamiento, preocupación, dudas, miedo,… Así, cuando interfiera tu hemisferio izquierdo, lo estarás contrarestando con él mismo, ya que darle un significado a tus pensamientos es tarea del hemisferio lógico, el izquierdo. Como ya le has dado un significado a lo que éste te va diciendo (tengo que hacer esto, no voy a ser capaz, me equivocaré,…), se puede relajar y dejar de pensar en ello, porqué es como si ya lo hubieras apuntado a tu lista de tareas pendientes, por ejemplo, y tu mente puede dejar de preocuparse por ello.   

Tu felicidad está muy relacionada con lo que centras tu atención, así que es muy importante tener pensamientos positivos ya que con ellos crearás emociones positivas. Las emociones están tan ligadas con nuestros pensamientos que unos crean los otros… Así que elige sabiamente qué pensamientos y qué sentimientos quieres tener, ya que tu felicidad depende de ello. 

«Lo que piensas es lo que sientes»

¿Qué puedes hacer hoy? *

Cada vez que aparezca un pensamiento, una creencia, una duda, un miedo que te limite, que te apague, que te haga infeliz,…¡Mándala a la mierda! 1, 2, 15, 50, 100 veces… ¡Todas las veces que haga falta! No permitas pensamientos en tu mente que no sumen, que no te llenen ya que son responsables de gran parte de tu felicidad. 

Escoge la «expresión que te guste más: a la mierda, cállate, stop,… pero que sea contundente, que tu mente se quede unos segundos calladita en shock, sorprendida porqué no sabe qué le ha pasado.  ¡Prueba a decirlo en voz alta!

Y cuanto más trabajes tu mente, más entrenada estará. Lo que al principio parecía una tarea imposible, cada vez será más fácil y más rápido. 

¿No consigues responder las preguntas? ¿Necesitas ayuda? ¿Te ayudo?

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. –?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.