Cuidar tus relaciones

Eres una mujer maltratada y todavía no lo sabes

Hoy es 25 de noviembre y es el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer (sí, nombre largo…).

A menudo, cuando pensamos en una mujer maltratada, nos viene a la cabeza la imagen de las campañas contra la violencia de género o de las películas donde salen mujeres con sangre y moratones en la cara. Y además, aparecen ciertos prejuicios asociados a ello:

  • Es por culpa del alcoholismo de su pareja.
  • Sucede en personas con poca cultura y recursos económicos.
  • Esto sucede en familias problemáticas.
  • Solo pasa en países en vías de desarrollo.
  • Son mujeres problemáticas
  • Son amas de casa sin recursos económicos
  • Son mujeres cobardes que no se atreven a dejar a su pareja
  • No se dejan ayudar.
  • Los hombres son machistas
  • Pertenecen a grupos marginales
  • Estos hombres son demasiado impulsivos…
¿No tienes tiempo de leerlo todo? Apúntate aquí y escúchalo gratis

Todos estos estereotipos sirven para minimizar el alcance del problema, estigmatizar a las víctimas o desculpabilizar al agresor. Lamentablemente, la violencia de género se puede ver en distintas situaciones, distintos estatus sociales y económicos, distintas edades y distintas culturas. Es más, a menudo, estas situaciones suceden dentro de tu círculo social y desconoces por completo la mala calidad de vida y la destructiva relación de pareja que sufren algunas mujeres.

Se entra de una manera tan sutil en este tipo de relaciones destructivas que una vez dentro, cuesta mucho de salir., producen adicción.

¿Te has encontrado en alguna de estas situaciones?

  • ¿Tu pareja comenta tu modo de vestirte, peinarte o pintarte?
  • ¿Intenta que salgas menos con tus amigas para que te quedes más con él?
  • ¿Se enfada si quedas con tus amigos? ¿Sobre todo si quedas solo con uno?
  • ¿Te dice que te quiere tanto que solo te quiere para él?
  • ¿Que eres el amor de su vida y que lo será para siempre?
  • ¿Tienes que vigilar lo que dices o haces para que no se enfade?
  • ¿Te trata exageradamente bien?
  • ¿Te pide pruebas de amor? ¿O de que le estás diciendo la verdad?
  • ¿Dice que es culpa tuya que se ponga nervioso? ¿Te culpa de sus problemas en el trabajo, amigos o de que pierda su equipo de fútbol favorito?
  • ¿Dice que eres insoportable, pesada o que no hay quién te aguante?
  • ¿O que a veces te mereces un bofetón?

El maltratamiento puede empezar de muchos modos distintos. Por ejemplo, con el discurso violento: el modo de decir las cosas, las palabras, el lenguaje,… Los insultos, aunque sean en broma, pueden llevar a este discurso violento.

Tipos de maltrato

El tipo de abuso puede ser muy variado también. El elemento común es que, de algún modo, te genera daño.

Se pueden identificar agresiones físicas leves o graves, pero sobre todo, hay que identificar los abusos invisibles. Se empieza con un abuso psicológico sutil, por ejemplo, «eres insoportable, no hay quién te aguante», y progresivamente se va intensificando e interrelacionando con otros tipos de abuso.

Abuso psicológico, emocional o verbal

  • Insultarte, ponerte motes o adjetivos degradantes.
  • Criticarte y encontrarte defectos en todo.
  • Gritarte, darte órdenes, humillarte, hacer bromas hirientes,…
  • Humillarte o avergonzarte en público.
  • Desconfiar de todo lo que haces y dices, sospecha de ti y es celoso.
  • Te acusa de infidelidad.
  • Ridiculiza tus gestos, tus sentimientos u opiniones.
  • Te hace sentir tonta, inútil o ignorante.
  • Te ignora, no te contesta, hace como si no existieras.
  • Te mira con menosprecio.
  • Te deja con la palabra en la boca cuando hablas, no habla contigo, no te mira.
  • Siempre quiere tener la razón.
  • No te acompaña a cosas que necesitas o le pides.

Abuso social 

  • No deja que lo acompañes a actividades sociales o te obliga a que vayas.
  • Se auto invita a actividades sociales tuyas.
  • Te humilla, te critica o te ignora en público.
  • No te deja trabajar o estudiar.
  • Boicotea los cumpleaños, las reuniones familiares,…
  • Te obliga a maquillarte o no te deja.
  • Prohíbe tu contacto con amigos, familiares o amigos.
  • Desconfía de tus compañeros de trabajo o amigos masculinos.
  • En público se muestra amable.
  • No te deja hablar de ciertos temas.
  • Trata mal a tu familia.

Abuso físico

  • Dar puñetazos y patadas
  • Tirar de tu pelo
  • Ensuciarte
  • Hacerte comer o tragar a la fuerza comida, papeles, basura,…
  • Aplastarte la cara contra el plato de comida
  • Inmovilizarte contra la pared, los muebles o el suelo.
  • Encerrarte en una habitación a oscuras.
  • Acercarse intimidatoriamente señalándote con el dedo
  • Echarte de tu casa a la fuerza.
  • Abandonarte en sitios desconocidos
  • Pegarte en la barriga durante el embarazo,…

Abuso sexual

  • No acepta negativas, exige tener relaciones sexuales tanto si quieres como si no.
  • No te respeta ni te satisface.
  • Utiliza el sexo para denigrarte o iniciar discusiones.
  • Te quiere hacer fotos desnuda sin tu consentimiento.
  • Te obliga a tener relaciones estando enferma, cansada, triste, después del parto o de un abortamiento.
  • Te contagia infecciones y enfermedades venéreas voluntariamente.
  • Te pide tener relaciones a sitios o momentos inoportunos.
  • Te obliga a ver pornografía y copiarlo.

Abuso económico

  • Se gasta el dinero de los dos en él mismo.
  • Te esconde beneficios o inversiones.
  • Para no darte dinero, él hace tus compras.
  • Te niega dinero para medicamentos.
  • Protesta continuamente por el uso del dinero, te descalifica como administradora.
  • Vende objetos personales tuyos sin consentimiento, te revisa el monedero constantemente.
  • Te obliga a darte el dinero que ganas.
  • Se gasta los ahorros sin preguntar en vacaciones, reformas,…

Abuso ambiental

  • Rompe cosas o tira objetos, rompe objetos personales tuyos.
  • Hace daño o mata a tus animales de compañía.
  • Golpea objetos en las discusiones.
  • Rompe la radio o la TV porque no la puedas utilizar.
  • No te deja ver tus programas favoritos.
  • Corre a gran velocidad con el coche amenazando con chocar.
  • Abre tus emails o tu teléfono y lee los mensajes sin permiso.
  • Habla mal de ti o habla de cosas íntimas tuyas.

El ciclo de violencia familiar

El ciclo de violencia familiar es una estructura que permite analizar si estamos delante de una mujer maltratada y el estado en el que se encuentra esta violencia marital. Este ciclo empieza con una fase de acumulación de tensión que se caracteriza por la tensión que sufre el agresor. Puede estar provocada por factores externos a la relación, situaciones de estrés, frustración en su relación o experiencias vividas en su familia de origen.

Después pasa por la fase del estallido de la violencia donde se produce una agresión violenta hacia la persona más indefensa: la mujer, una mascota, los hijos, romper el mobiliario… y termina con la fase «luna de miel» donde aparece el agresor arrepentido por su comportamiento y pide disculpas.

Normalmente, estas fases van en aumento y la repetición permite identificar este ciclo de violencia. Esta habitualidad agrava el daño pero sobre todo, refuerza al agresor. Se crea una situación de permisividad y se establece la violencia como forma habitual de relación (sobre todo si hay hijos). De este modo, se hace más difícil identificar esta violencia porque se convierte en el «nuevo habitual», lo nuevo normal.

Si añadimos la tolerancia social, también dificultará la identificación de abusos, permitiendo la dominación del hombre por encima de la mujer con conductas abusivas y dominantes.

Estas fases se pueden ver más allá de la separación ya que, aunque no haya convivencia, la relación y el vínculo no termina aquí.

Tú vales mucho, no lo permitas

Como ves, hay muchos tipos de abuso y maltrato. Muchas de nosotras no hemos sufrido abusos físicos (por suerte) pero sí hemos sufrido otro tipo de abusos como celos, enfados por si quedas con tus amigos masculinos sin tu pareja cuando ellos sí pueden quedar con sus amigas a solas…

NO es un comportamiento adecuado, NO es amor, NO lo permitas. Tú vales mucho y te mereces mucho más, te mereces un amor bonito que te valore, te cuide y te respete.

Cualquier tipo de abuso de los descritos anteriormente, NO SON CORRECTOS, NO los permitas, ¡quiérete!

Si sufres violencia de algún tipo o la has sufrido, PIDE AYUDA.

Enlace de ayuda y atención: Malos tratos.org

Teléfono de atención a la mujer España: 900 100 009

¿Eres tu peor enemigo? ¿Eres la primera en dudar de ti? ¿Quieres aprender a quererte y a tratarte bien? ¡Empezamos curso nuevo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.