Conocer tu cuerpo y tu menteCuidar tus relacionesDirigir tu vidaGestionar tus emocionesMejorar tu carrera profesional

Nuestra forma de ver el mundo a través de cómo hablamos (los metaprogramas)

Nuestro lenguaje y nuestra forma de hablar, repercute en nuestra manera de pensar, de comportarnos y de sentir. Y a la vez, nuestra forma de pensar, de comportarnos y de sentir, repercute en el lenguaje que utilizamos. Y también, nuestras palabras influyen a los demás y las palabras de los demás nos influyen a nosotros.

Como ves, el lenguaje es un aspecto muuuy importante. Sobre todo, porque pensamos con palabras.

Según la PNL, tenemos unos patrones lingüísticos (metaprogramas) que se van desarrollando a lo largo de toda nuestra vida en función de las experiencias vitales vividas. Estos metaprogramas, nos sirven para tener patrones de pensamiento predeterminados, maneras de procesar la información y reaccionar ante lo que nos sucede de manera automática.

¿Quieres escucharlo gratis en tu podcast? Apúntate aquí

¿Qué son los metaprogramas?

Son filtros inconscientes a través de los cuales percibimos el mundo. Los necesitamos para responder y ser capaces de gestionar toda la información y los estímulos que recibimos del mundo (que son millones) ya que, si no fuera por ellos, no seríamos capaces de procesarla conscientemente.

Estos metaprogramas son nuestro modus operandi, nuestra forma de actuar y de ser, y actúan de modo automático y no nos damos cuenta si no nos fijamos mucho.  

A través de nuestra percepción del mundo, de nuestras creencias, nuestros valores y nuestros conocimientos, se va filtrando un tipo de información u otra del mundo. Y a partir de aquí, vamos creando nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestras conductas y nuestro lenguaje.

Noam Chomsky, un famoso lingüista, planteó que creamos nuestro modelo del mundo filtrando las experiencias de tres maneras:

  • Por eliminación: nos centramos, de manera selectiva, a un tipo concreto de información y excluimos otra.
  • Por distorsión: alteramos la información que recibimos para que encaje con nuestras creencias y nuestra forma de pensar.
  • Por generalización: incluyendo una experiencia en una categoría: “nunca gano nada” cuando no participas nunca en ningún sorteo o “lo hago todo mal” cuando claramente, algo se te da bien.
¿Te imaginas cambiar tu vida con pequeños grandes pasos? Descúbrelo con la miniguía Gratuita: ¡Reinvéntate!

Saber esto, no solo nos sirve para cambiar nuestro modo de percibir el mundo sino que también nos sirve para conectar mejor con otras personas. Las personas con metamodelos similares se atraen y si usas palabras y expresiones que utiliza esa persona, utilizando su metaprograma, es más fácil que entabléis una buena relación. Se trata de decir lo oportuno, de la manera oportuna y en el momento oportuno.

Tipos de metaprogramas

Hay varios tipos de metaprogramas:

  • General/ Específico: hace referencia a la cantidad de información que necesita cada persona. Una persona con un patrón general, trabajará mejor haciéndose un panorama general de la situación. Utilizan palabras como “en resumen”, “en general”,…En cambio, una persona con un programa específico, necesita conocer mucha información y muchos detalles, son más precisos y específicos. Utilizan palabras tipo “específicamente”, “paso a paso”,…
  • Proactivo/ Reactivo: las personas proactivas se motivan solas, son líderes natos, toman la iniciativa y pasan a la acción, a veces demasiado rápido ya que acaban obviando el análisis y la planificación. Utilizan palabras como “vamos”, “tomar el control”, “actuar”,… Las personas reactivas recogen toda la información y lo planifican al último detalle antes de dar ningún paso. Sus palabras más usadas son “pensar”, “tomarse tu tiempo”, “reflexionar”,…
  • Aproximación/ Alejamiento: Hay personas que sienten el deseo de acercarse a algo: un sueño, un objetivo, una meta,… Son las personas con patrones de aproximación se centran en lo que quieren. Utilizan palabras como “conseguir”, “ganar”, “objetivo”. Y hay personas que prefieren alejarse de algo: un problema, una situación difícil, un conflicto,… Las personas con patrones de alejamiento se centran en lo que puede salir mal, en lo que no quieren y en lo que prefieren evitar. Utilizan palabras como “no…”, “impedir”, “solucionar”, “alejarse de”,…
  • Opciones/ Procedimientos: tienes un metaprograma de opciones si te estimula la variedad, las alternativas, la posibilidad de hacer cosas distintas,… Sus palabras son “improvisar”, “alternativas”, “elección”,… Eres de procedimientos si crees que hay una forma “correcta” de hacer las cosas. Tener demasiadas opciones puede bloquearte, prefieren seguir reglas y pasos establecidos. Las palabras más usadas son “método”, “manera correcta”, “seguir un orden”,…
  • Marco de referencia Interno/ Externo: si el marco de referencia es interno, te permite vivir la vida presente con plenitud y expresar tus valores personales. Se centran mucho en su propia opinión y en si mismos. Sus palabras están relacionadas con sentimientos y la introspección: “tu interés”, “solo tu puedes decidir”, “es cosa tuya”,… Si el marco de referencia es externo, te defines por las cosas, eventos y circunstancias externas de tu vida: estatus, coche,…  Utilizan palabras como “los resultados muestran”, “las opiniones dicen”, “las estadísticas demuestran”,…
  • Orientación temporal: al día/ con perspectiva: se refiere a cómo organizan su percepción de los eventos pasados, presentes y futuros. El patrón de día o presente, valoran cada momento y tienen dificultad para ver más allá del futuro inmediato o del pasado inmediato. Utilizan palabras como “ahora”, “aquí”, “sé consciente”,… Con un patrón con perspectiva o pasado-presente-futuro, se pasan el tiempo planificando y son capaces de tener en cuenta el pasado y hacer planes de futuro. Sus palabras son: “previamente”, “la última vez”, “antes”,….

Lo bueno de todo esto, es que si cambias los filtros, es decir, estos metaprogramas, puedes cambiar tu modo de percibir el mundo y de afrontar las situaciones.

¿Qué puedes hacer hoy? *

Intenta leer todos los tipos de metaprogramas que te he explicado e intenta ubicarte en cada uno de ellos.

¿Qué tipo de metaprogramas tienes?

¿Qué palabras utilizas más?

A partir de aquí, empieza a fijarte en qué tipo de palabras utilizas, cómo sueles actuar en determinadas situaciones,…

Y fíjate en las personas de tu entorno y cómo hablan ellas. Te darás cuenta que si prestas atención, te darás cuenta de que repiten más un tipo de palabras que otras y te darán información sobre cómo ven el mundo.

— No te creas nada de lo que leas. Primero piénsalo, pruébalo y si te sirve, quédatelo. —

¿Esto que he estado hablando es uno de tus problemas habituales? ¿Quieres que lo trabajemos junt@s?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.