Comer mejorDescubrir recetas sanas

Bizcocho de zanahoria saludable (sin azúcar ni harinas refinadas)

¡Buenas! A partir de hoy voy a añadir recetas saludables de los platos que voy descubriendo por si te quieres unir al club de «me gusta comer bien pero también me gusta comer sano». Porque a mi me gusta muuuuucho comer pero sobretodo comer bien y claro, si comes mucho, también está bien que además cuides un poco a tu cuerpo que es el que te lleva arriba y abajo y te aguanta al menos… 120 años. 😉

En fin, que vamos a empezar con un pastel de zanahoria que está muy rico, es muy sano y cuando tienes esa gula que te comerías media pastelería, al menos comes algo saludable.

Tengo que confesar que yo nunca sigo al pie de la letra las recetas de cocina y a menudo voy poniendo los ingredientes a ojo pero intentaré ser más específica aquí. Además, puedes ver la receta original de donde la saqué aquí.

 

Bizcocho de zanahoria

Ingredientes:
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva extra, o bien de almendras o de coco
  • 3 cucharadas de sirope de ágave o bien de azúcar moreno integral, miel o (3 g de stevia en polvo)
  • 4 zanahorias ralladas (unos 130 g)
  • 3 huevos
  • 60 g de harina de garbanzos o la que tengas (avena por ejemplo)
  • 70 g de almendra molida
  • 1 cucharada de canela en polvo
  • 1 sobre de levadura

 

Manos  a la masa:

Si utilizas la Thermomix como yo, te recomiendo que sigas éste orden:

  • En un recipiente mezcla la harina con la almendra y el aceite. 
  • Separa las yemas de las claras.
  • Agrega las yemas poco a poco con el resto de ingredientes y reserva las claras. Deja la miel o el sirope para luego, que son muy pegajosas y hasta que no haya más ingredientes quedará demasiado compacto (sólo en la Thermomix).
  • En otro recipiente, bate las claras, pero deja de batir un poco antes que lleguen al punto de nieve (cuando parezca una espuma muy abundante)
  • Incorpora las claras poco a poco sin mezclar demasiado para que no pierdan el «volumen». 
  • Ponlo en el molde (recuerda poner aceite para que no se pegue si no es de silicona). 
  • Déjalo al horno unos 30 min a 180 ºC. Mi horno tarda menos, ve controlando con el palillo para asegurarte que está cocido de dentro 😉 

Si quieres añadir el frosting para que quede más bonito (yo todavía no lo he probado), en la receta original utilizan 3 cucharadas de crema de queso ligera y 2 cucharaditas de miel y lo baten. ¡Y a comer!

Con los edulcorantes naturales como la miel o el sirope, es importante ir probando que no te pases de dulce porque al no poner azúcar siempre da miedo que quede soso (y luego nos pasamos de dulce)…

 

La receta original en Postres Saludables.

 

¿Quieres más? Apúntate aquí y recíbelas en tu correo 🙂

     

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.