Conocer Becoming

¡Hola! Bienvenid@

¡Hola! Bienvenid@ a Becoming. Si estás aquí supongo que es porque quieres hacer cambios en tu vida, ¿cierto? ¡Pues estás en el lugar correcto!

Mucha gente cree que sólo las personas que tienen problemas mentales deben ir al psicólogo. ¡¡Pues no!! Por suerte, la psicología ha evolucionado mucho desde el siglo XIX (con los sanatorios y sus técnicas inhumanas típicos de las películas de terror). Y hoy en día, la psicología es una ciencia empírica que nos ha permitido conocer muy bien cómo funciona el cerebro y como es nuestra conducta. Y con todo esto quiero decir que la psicología tiene las herramientas necesarias para ayudar a las personas a mejorar sus habilidades y por consiguiente, mejorar su calidad de vida. O sea, que la psicología, aparte de ayudar a curar enfermedades mentales, también sirve para ayudarte a ser más feliz en tu día a día y a tener una buena calidad de vida.

Por ejemplo, si te da miedo hablar en público pero tu trabajo lo requiere, nunca podrás prosperar en tu profesión. Si no consigues pasar de la primera cita con una persona que te gusta, te costará mucho tener pareja. Si te sientes sol@, quizás te falta algún tipo de habilidad social. Si odias tu trabajo o no aceptas tu cuerpo, te costará ser feliz. Con todo esto, y mucho más, la psicología te puede ayudar.

No necesitas estar enfermo para ir al psicólogo ni para usar sus herramientas, al contrario, la psicología, entre otras funciones, sirve para enseñarte a usar ciertas técnicas y herramientas para mejorar tu vida y ser más feliz. De eso se encarga la Psicología Positiva, de la que ya te hablaré muy pronto. Del mismo modo que dicen en la medicina que “la prevención es la mejor medicina”, también lo es en la psicología. Si aprendes las herramientas necesarias para ser feliz, serás capaz de afrontar mejor los reveses que la vida te pueda deparar porque, aunque no nos guste, a veces en la vida pasan cosas que no queremos que pasen y cómo lo afrontamos será vital. En la vida pasan cosas malas (aunque seamos buen@s, san@s y perfect@s) y sólo nuestra actitud puede ayudarnos a afrontarlas (o a hundirnos).

Pues ya ves que no hay que estar loco para ir al psicólogo, al contrario, ir al psicólogo es cuidar tu mente. Y si cuidas tu cuerpo comiendo bien y yendo al gimnasio, ¿por qué no cuidar tu mente? Un entrenamiento mental es tan importante como un entrenamiento físico porque, aunque entrenes mucho en el gimnasio, si tienes barreras mentales, nunca podrás superar las fronteras físicas.

A menudo, lo que pasa es que crees que ya sabes todo lo que necesitas saber o que lo que acabas de leer ya lo sabías. Te sorprenderías de las cosas que han sido confirmadas científicamente que pueden ayudarte en tu día a día. Si me dieran un euro por cada vez que he oído decir “no, si eso ya lo sé”… Y es que crear cambios en tu vida no significa leer algo, necesitas mucho más. El primer paso es conocerlo, aprender, descubrir… El segundo es aplicarlo y aquí es donde flaqueamos todos, porqué aunque sepas que comer pasteles cada día es malo para tu salud, si no dejas de comerlos, saberlo no te ayudará en nada. Y en la psicología pasa lo mismo.

Seguramente habrás visto un montón de páginas de coaching, de psicología con mucha información, con técnicas rápidas y milagrosas pero, ¿ha cambiado tu vida después de leerlo? A veces sí. Lees algo y en tu cabeza se enciende una lucecita: “¡¡Anda!! ¡¡Era eso!!” y lo ves todo claro peeroooo…. Al cabo de una semana te has olvidado y vuelves a tener la vida de siempre porque con saberlo no basta, hay que aplicarlo con disciplina y constancia y esto es lo que más cuesta. Por eso una servidora está aquí, para ayudarte a tener constancia y que consigas lo que te propongas (si quieres claro).

No te voy a engañar, yo no tengo ningún truco milagroso que te ayude de un día para otro conseguir todo lo que te propongas y seas la persona más feliz del mundo (a mí también me gustaría, no te creas). Ni siquiera puedo prometerte que lo que yo te diga no te lo dirá nadie más, seguramente hay muchos otros blogs de coaching y psicología que te dirán cosas similares a las que te contaré yo.

Entonces (te preguntarás), ¿por qué debería seguir leyendo Becoming si no me vas a contar nada nuevo? No te puedo decir lo que hacen los demás pero puedo contarte lo que hago yo. Desde pequeñita siempre me he preguntado el porqué de las cosas y he intentado aprender para ser mejor persona y más feliz día a día (puedes leer más sobre mi aquí). Y aquí estoy, con 33 años siguiendo aprendiendo, siguiendo mejorando y siguiendo esforzándome en ser mejor persona y en ser más feliz. Ni soy una superwoman, ni soy siempre 100% feliz, ni mucho menos, soy perfecta. Me enfado, me equivoco, a veces estoy triste, pero intento aprender siempre de las situaciones y de lo que me pasa.

Lo que te cuento aquí, lo intento aplicar en mi vida. Siempre intento aportar cosas interesantes y si lo puedo aplicar y contarte que funciona porque a mí me ha funcionado, fantástico. Lo más importante es que lo pruebes tu a ver si te funciona, que mires toda la información que quieras, de los sitios que quieras y que una vez lo leas, lo apliques. Porqué quien tiene la capacidad de cambiar tu vida, de mejorarla, eres tú. Y no tienes que creerte todo lo que te digo, aunque lo que te diga proviene de lo que he leído en libros, lo que he aprendido en la carrera, masters y en los cursos o de webs que considero que son fiables o de mi propia experiencia. No tienes que creerte todo lo que te digo porque eres tú quien tiene que experimentarlo y descubrir si te sirve, si te resuena y si te funciona. Porqué sólo tú tienes la capacidad de crecer y conseguir lo que deseas. Sólo depende de ti.

¿Cómo? Aprendiendo, probando, equivocándote, volviendo a probar, conociéndote, descubriendo,… y si te funciona, quédatelo.

Espero que todo esto lo puedas hacer aquí, conmigo. ¿Nos vemos en el próximo artículo? ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.